caballero-bonald-escribir-poesia-obscenidad_ediima20141104_1049_4.jpg
caballero-bonald-escribir-poesia-obscenidad_ediima20141104_1049_4.jpg

Premia por primera vez un volumen de poesía.

El jerezano José Manuel Caballero Bonald (1926) ha sido galardonado con el Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2015 –dotado con 12.000 euros y al que optan libros escritos en español– por el poemario Desaprendizajes (Seix Barral), en el que cohabitan la pregunta, la duda, la ironía, el paisaje y la memoria. Entre los cuatro ganadores previos de los premios Umbral se encuentran encontramos En la orilla, de Rafael Chirbes, o La cabeza en llamas, de Luis Mateo Díez.

El jurado –compuesto por los periodistas Manuel Llorente (El Mundo), Carlos Aganzo (director de El Norte de Castilla), Fernando R. Lafuente (director de Revista de Occidente) y Juan Cruz (El País), los catedráticos de Literatura de la UCM Santos Sanz Villanueva y Fanny Rubio, y por el exministro de Cultura César Antonio Molina- eligió a Caballero Bonald por "unanimidad", porque, según Lafuente, es "uno de los presentes más jóvenes de la Literatura Española".

Pese a sus 89 años, Caballero Bonald rejuvenece al natural, sin bótox literario ni imposturas, en los 91 casipoemas de Desaprendizajes: hay revisión y sorpresa, una praxis de aquello que escribió Heráclito hace ya tanto: que "la erudición no ayuda a comprender" y que "hay que desaprender lo que se sabe". Así, Lafuente dice que "Desaprendizajes es un título ingenuo, certero y contundente" y destaca del autor de Descrédito del héroe o Entreguerras su "energía y espíritu crítico" y su "dimensión americana". Por su parte, Cruz afirma que, en el poemario, parece como si Caballero Bonald "se hubiera quitado de encima los prejuicios" y subraya el humor, esa "mala leche jerezana" que impregna "una poesía que nace o renace en las enseñanzas de Góngora y otros poetas".

En el acto también intervinieron María España, viuda de Umbral, y el alcalde de Majadahonda –patrono de la Fundación–, Narciso de Foxá. La primera dijo que Caballero Bonald y el magistral columnista eran "admiradores mutuos y amigos desde hace muchos años"; el segundo, señaló que el premio se ha convertido en un "referente" dentro del "panorama literario", y propuso que "la obra de Francisco Umbral sea faro de las nuevas generaciones". Caballero Bonald no acudió a la cita, y los del jurado dijeron que le agradó el galardón.

De padre cubano y madre de ascendencia aristocrática francesa estudió Filosofía y Letras en Sevilla entre 1949 y 1952 y náutica y astronomía en Cádiz. Publicó su primer poemario, Las adivinaciones, en 1952, tras haber obtenido con él un accésit del Premio Adonáis. Dos años antes había ganado el Platero de poesía.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído