La bailaora jerezana recibirá el reconocimiento el próximo sábado 3 de marzo en Los Claustros de Santo Domingo. "Ahora tengo una deuda más grande con mi tierra", declara la maestra de flamenco.

El próximo sábado 3 de marzo, a partir de las 12:00 horas, la bailaora jerezana Angelita Gómez, será reconocida como Hija Predilecta de Jerez en Los Claustros de Santo Domingo. "Me van a poner la corona de reina, la reina de Jerez", ríe la maestra de flamenco a través del teléfono. Cuenta que hace aproximádamente una década, en el 2009, el gobierno local intentó darle tal reconocimiento. "Aunque al final no se presentó en Pleno y no se hizo, pero nunca es tarde cuando la dicha es buena", comparte. 

Angelita Gómez, que empezó a bailar flamenco a la edad de 5 años con profesores de alto prestigio como son María Pantoja, La Gitana Blanca y Sebastián Núñez, obtiene el reconocimiento de su tierra a los 77 años. "Me siento privilegiada y enorme de grande, más grande. Tan grande como el firmamento, como me dicen mis nietas: Te quiero más que el firmamente y más allá", expresa. Cercana y siempre humilde, la bailaora se muestra satisfecha y agradecida porque "mejor que lo hagan antes de que me vaya. Las cosas en vida, que yo creo que es lo más bonito para una persona que hace tanto por su tierra". 

Y será coronada durante el XXII Festival de Jerez porque no hay otra festividad con la que Angelita esté más vinculada. "Yo creo que soy un punto del Festival. 22 años que lleva el Festival funcionando y yo estoy allí desde el primer año, es decir, la única maestra que está ahí durante todos los años en los que se ha celebrado, sin faltar ni uno", expone con orgullo. 

La solicitud del nombramiento, que partió de la Cátedra de Flamencología, ha contado con numerosos apoyos tanto de entidades como el Consejo Regulador y el Centro Andaluz de Flamenco como de peñas flamencas, escuelas de enseñanza de cante, baile y guitarra, salas de espectáculos, tablaos flamencos y tabancos, medios de comunicación y prensa especializada, artistas, productores y bodegas. Así como también ha contado con el apoyo de los componentes de la Mesa del Flamenco y el Consejo Consultivo y numerosos particulares. "Yo sé que Jerez me quiere y me respeta. Pero ahora más. Ahora tengo una deuda más grande con mi tierra", concluye la bailaora jerezana. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído