Toca recoger: llega el tiempo de desmontar y guardar pasos y enseres

Las hermandades se aprestan a la ingrata labor de la desarmá y poner el contador a cero para 2023

Toca recoger: llega el tiempo de desmontar y guardar pasos y enseres. Hermanos de la Buena Muerte subiendo el Cristo a su altar.
Toca recoger: llega el tiempo de desmontar y guardar pasos y enseres. Hermanos de la Buena Muerte subiendo el Cristo a su altar. MANU GARCÍA

La desarmá, la mudá, son términos que en la jerga cofrade vienen a significar que toca recoger y guardar. En eso están ahora las hermandades. Tras la Semana Santa toca lo más ingrato: desmontarlo todo. Este trabajo, que no es el mismo que poner todo en pie, suele quedarse para los fieles muy fieles a las mayordomías. Es obvio que la ilusión por salir y de participar en cómo saldrá, la cofradía a la calle tiene un poder de atracción mucho mayor que la desarmá. El montaje tiene mucho de estreno, de renovar sensaciones, de camaradería con la gente del equipo de priostía, de convivencias con pescaíto frito o en su defecto -por el precio de las freidurías- de pizzas a domicilio.

El crucificado de Santiago ya en su altar.     MANU GARCÍA
El crucificado de Santiago ya en su altar.     MANU GARCÍA

Este tiempo de desarmarlo todo tiene una fuerte carga de nostalgia por lo que quedó atrás y de intentar motivarse con el “ya queda menos para el Domingo de Ramos”, que cae, en 2023, el dos de abril. Como ejemplo de lo que toca ahora, nos hemos acercado a la Hermandad de la Buena Muerte que esta semana ha citado a sus costaleros en Santiago para hacer la mudá, llevar la parihuela del palio y el paso de misterio al local donde se guardarán hasta que por marzo vuelvan a quitársele las cubiertas de tela, que las protegen todo año. De forma casi paralela, el equipo de priostía ha adelantado casi toda la labor de retirar algunos elementos del palio para dejar lo básico que se quita ya en el local, con más tranquilidad.

Costaleros del Dulce Nombre preparado la mudá del palio.    MANU GARCÍA
Costaleros del Dulce Nombre preparado la mudá del palio.    MANU GARCÍA

Esta cita concentra a un numeroso grupo de hermanos que se conjuran en este trabajo pese a que es el menos inspirador. Aún están muy calientes las sensaciones de la salida procesional. Es el tiempo de evaluar cómo fue, contar anécdotas y vivencias y, como no, arreglarlo todo o casi, que para eso aún está muy reciente. Y por supuesto se aprovecha a la ocasión de la concurrencia para hablar de la Feria,  montar la caseta y todos los menesteres que implica para la hermandad desde ya mismo. La tesorería necesita de ese empuje económico.

Con el esfuerzo de casi todos, el crucificado vuelve a su altar de cultos junto a la Virgen. Subir el Cristo incentiva, tiene un ingrediente espiritual muy singular. La mayoría, para sus adentros, musita una oración, un gracias por haberlo vivido todo un años más. La operación tiene su miga: hay que subir la imagen hasta colocarla en los ganchos que lo sujetan a la pared del altar, forrada de terciopelo burdeos. Pero no faltan manos para empujar con tiento a la voz del mayordomo. El Dulce Nombre aún luce su atavío de salida procesional, hasta que el vestidor la prepare en su vestimenta normal de altar.

La Buena Muerte tras ser bajado del paso, portado por los hermanos, hasta su altar.    MANU GARCÍA
La Buena Muerte tras ser bajado del paso, portado por los hermanos, hasta su altar.    MANU GARCÍA​​​​​​​

El bullicio, los nervios y todos los previos quedan para el recuerdo. Es el rito de todos los años, lo efímero de la celebración, que solo permanece ya en los canales de video a modo de memoria virtual; esas nuevas tecnologías permiten revivir esa noche de negros y silencios.

El palio del Dulce Nombre sin la imagen, dispuesto para la mudá.    MANU GARCÍA
El palio del Dulce Nombre sin la imagen, dispuesto para la mudá.    MANU GARCÍA​​​​​​​

 

Sobre el autor:

KIKO ABUINA 1

Kiko Abuín

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído