Un pueblo sevillano se está quedando sin agua en plena pandemia y a las puertas del verano

La oposición municipal de Castilblanco habla de una obra inacabada hace más de una década para una traída de recursos hídricos, y pide una intervención urgente de la Diputación. "Por favor, pedimos a los vecinos que no llenen las piscinas sin una autorización"

Un grifo en una imagen de archivo. FOTO: NIVA-IU
Un grifo en una imagen de archivo. FOTO: NIVA-IU

Los vecinos de la urbanización Sierra Norte de Castilblanco de los Arroyos, en Sevilla, se están quedando sin agua. Así lo ha denunciado el partido NIVA-IU, que ha remitido ya una misiva a la Diputación de Sevilla para que solvente una situación que se está repitiendo con frecuencia. En concreto, desde el pasado fin de semana apenas sale un chorrito de agua al abrir los grifos.

La formación de izquierdas acusa al PSOE local de Castilblanco de no poner en marcha una traída de agua proyectada hace años en el pueblo, una obra que quedó paralizada y que vendría a ser causa de los sucesivos cortes. Ahora, con urgencia, se pide que la Diputación, dirigida por Fernando Villalobos, socialista, dote de medios y personal con urgencia para culminar unas obras que llevan más de una década de retraso.

"El agua es un bien de primera necesidad, básico para la vida, que no se le puede negar a ninguna persona, por ello exigimos al alcalde, José Manuel Carballar, que garantice el abastecimiento en un año que no ha estado marcado precisamente por la escasez de recursos hídricos en nuestra provincia", indican desde IU.

En ese sentido, para tratar de afrontar una sequía sobrevenida, inciden en pedir que sean los propios vecinos los que controlen el consumo de agua. "Hacemos un llamamiento a la responsabilidad de todos los vecinos y vecinas para no hacer un uso abusivo de este bien fundamental para la vida", mientras abundan que "tomaremos acciones para depurar responsabilidades políticas por esta dejación de funciones del alcalde de PSOE en Castilblanco".

Incluso, desde esta formación se insta a que los vecinos pidan permiso al ayuntamiento socialista para llenar sus piscinas, toda vez que en las zonas afectadas en este pueblo hay personas mayores que necesitan de agua para afrontar, aún más si cabe, esta situación de pandemia, en la que se refuerza la higiene como prevención de posibles contagios.

La mejor noticia, por lo pronto, es que no se conocen casos de coronavirus en la localidad. Eso, sin embargo, recuerdan las autoridades sanitarias, no es óbice para relajar las medidas de prevención.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído