La mujer queda absuelta tras pedir el fiscal nueve meses de cárcel y el pago de costas a la mujer.

María Angustias H.H. estaba en su casa el 28 de febrero, Día de Andalucía, cuando sobre las ocho de la tarde pidió a su hijo de 15 años que dejara el móvil y se pusiera a estudiar. El encontronazo entre madre e hijo se saldó con una discusión que el menor terminó denunciando por posibles malos tratos.

La mujer, de 37 años, ha sido juzgado y finalmente ha resultado absuelta de un presunto delito de malos tratos después de que su hijo la denunciara por haberle quitado el teléfono tras un leve forcejeo. Los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, en El Ejido (Almería). La sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 recoge que el adolescente no quería dejar de jugar con el móvil y ponerse a estudiar, por lo que la madre le quitó el teléfono. Sin embargo, ante la negativa violenta del chico, la mujer se vio obligada a “forcejear levemente con él”.

El menor, después del suceso, interpuso una denuncia ante la Guardia Civil y el atestado derivó en unas diligencias judiciales, una acusación formal por parte del Ministerio Fiscal y la celebración de una vista oral. La Fiscalía calificó los hechos procesales como constitutivos de un delito de malos tratos en el ámbito doméstico (artículo 153.2 del Código Penal) y pedía para la mujer nueve meses de prisión y el pago de las costas. El magistrado del Penal 1, Luis Miguel Columna, considera que lo ocurrido ese día en el domicilio familiar no constituye un delito de malos tratos sino que la madre actuó correctamente en cumplimiento de los derechos y obligaciones derivados de la patria potestad.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído