Una pensionista residente en Jerez contra Inditex: reclama la autoría de un invento supuestamente plagiado

Nieves Díaz tiene la patente de un robot de almacén de zapatería que ofreció a Zara y que rechazó, para luego implantar un sistema similar en Londres que ahora puede traer a España. "Voy a luchar", dice

Una tienda de Zara, en una imagen de archivo. FOTO: RICARDO RICOTE
Una tienda de Zara, en una imagen de archivo. FOTO: RICARDO RICOTE

“David contra Goliat”. Así tituló Nieves Díaz el email enviado a lavozdelsur.es. Ella, jubilada, natural de Madrid aunque residente en Jerez, es titular de la patente llamada “Procedimiento para el almacenamiento automático y venta de productos contenidos en cajas en centro comercial y tienda”, o de forma abreviada, ha inventado un robot de almacén de zapatería —y otros productos— que cree que el grupo Inditex ha podido plagiarle.

“La invención es un procedimiento para el almacenamiento automático y venta de productos contenidos en cajas; a diferencia de otros procedimientos se adapta a las características arquitectónicas del inmueble, concretamente a las limitaciones representadas por la altura de los techos”, recoge el resumen de la patente nacional P201500341, presentada en mayo de 2015 y concedida en julio de 2017 por la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Hace cinco años fue la primera vez que Nieves le comunicó a Inditex su intención de ofrecerle, en un primer momento, su patente de modelo de utilidad —se diferencia de la invención en que la primera solo protege las invenciones de producto y la segunda también de procedimiento—, pero la marca le contestó que no veía “mejoras ni optimización que mejoren el sistema testado hasta ahora en nuestras tiendas”. Unos años después, en 2018, Nieves estaba una tarde leyendo la prensa digital cuando vio un titular que le llamó la atención: Así se compra en el Zara del futuro. El artículo, publicado en el diario Expansión, hablaba de las nuevas técnicas implantadas por la marca del grupo Inditex en Londres, en una tienda sin apenas ropa —y la poca que está colgada es de adorno—, las compras se hacen online y no existen probadores.

Entonces, la propietaria de la patente se volvió a comunicar con la compañía para advertirle de “un posible conflicto con el contenido de la patente nacional P201500341”. Inditex, tras el vendaval del coronavirus, ha presentado pérdidas de 409 millones de euros durante el primer trimestre del año, y ha anunciado inversiones de hasta 2.700 millones de euros para “a correspondiente actualización de la plataforma integrada de tiendas, con la incorporación de herramientas tecnológicamente avanzadas”, algo que hace pensar a Nieves que quiere “implantar en España un modelo de tienda similar al inaugurado en Londres en 2018”, algo que confrontaría con su patente.

“Mi invento consiste en un sistema de robótica para la organización y servido de cajas en tienda, zapatos o cualquier otra cosa. Tú tecleas lo que quieres y te permite tenerlo al momento”, explica Nieves Díaz en conversación telefónica con lavozdelsur.es. “No tengo la patente internacional por motivos económicos”, agrega, por eso no pudo recriminarle nada a Zara por su sistema implantado en Londres. “En España no lo van a poner si no cuentan conmigo. Voy a luchar. Es un gigante, no tengo medios, pero que se entere la gente al menos”, dice. “No me han mostrado el sistema que tienen, no han querido”.

“Contacté con el gigante textil, mediante carta certificada, para llamar su atención sobre las coincidencias y el conflicto que podría surgir de poner en funcionamiento este modelo de tienda en España. La relación cesó y seguí trabajando con un ingeniero, mejorando y obteniendo la patente nacional”, rememora Nieves. “La carta fue respondida por una responsable del departamento de propiedad industrial de Inditex argumentando la falta de validez de las patentes nacionales y la ausencia de novedad de mi patente, según el contenido de un informe encargado a un ingeniero industrial, el cual nunca me fue facilitado”. “Durante aproximadamente un año mantuve contacto por correo postal con su departamento jurídico con el fin de poder defender la validez de la patente”, reseña, pero hace tiempo que no tiene respuesta.

“En julio Inditex anunciaba la adaptación a esta nueva situación reduciendo el número físico de tiendas e impulsando un modelo similar al que empezó a utilizar en Londres en 2018, la cual, como ya se ha referido, presenta similitudes con el contenido de la patente P201500341”, recuerda Nieves, quien volvió a contactar con la compañía para “tener un acercamiento en nuestras posiciones y poder llegar a un acuerdo”. “Ha sido imposible, ya ni me contestan. Inditex se siente poderoso y desprecia a los pequeños como yo”, se queja. La pensionista descarta acudir a los tribunales —“carezco de medios económicos e Inditex podría estar pleiteando durante años”— porque cree que sería su “ruina” y la puntilla en su cruzada contra su particular Goliat.

Inditex, en varias misivas remitidas a Nieves Díaz entre 2018 y 2020, niega que “incurra en una infracción de su patente española” y le niega la posibilidad de “facilitarle copia del informe pericial —que fue realizado a efectos internos por un perito independiente con datos de la tecnología de Inditex— ni permitirle acceder a nuestras instalaciones para realizar un informe pericias de acceso público”. El grupo fundado por Amancio Ortega sostiene que el artículo en el que se basa Nieves “no contiene ni una sola referencia al sistema de almacenamiento que se realiza en la misma, ni a los dispositivos o elementos técnicos que se utilizan para llevarlo a cabo, simplemente menciona unos buzones de recogida usados en esa tienda Zara que usted supone, sobre la base de meras conjeturas, que podría suponer una conflicto con la patente de su titularidad”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído