Una madre denunciará a la Junta tras denegarle recuperar a sus tres hijos a base de "mentiras"

Lourdes Miguela junto a su hijo el mayor. FOTO: LVDS.
Lourdes Miguela junto a su hijo el mayor. FOTO: LVDS.

Lourdes Miguela (San Fernando, 1987) informa a lavozdelsur.es que denunciará al Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía en Cádiz después de que la administración autonómica le denegara, a través de una carta, recuperar la custodia de sus tres hijos con "documentos falsos". "Están mintiendo desde la Junta. Me están tratando como si yo fuera una cualquiera y estoy dispuesta a hacer lo que haga falta, incluso una huelga de hambre, si no me devuelven a mis hijos", expresa esta joven madre de 31 años que hoy reside en Sabadell (Cataluña).

La Junta le quitó la custodia de sus hijos en noviembre de 2016 por consumo de cocaína. "Estuve enganchada durante dos años. Me desbordé. Sufrí depresión y pasaba de mis hijos. La culpa fue mía", confiesa a través del teléfono. No obstante, en cuanto pudo alejarse de "todas las personas negativas de mi vida", quiso estar bien consigo misma y se mudó a Sabadell para poder darle otra vida a sus hijos. "Yo he pasado mucho de chica. Me he criado en centros de acogida..., he tenido muchos traumas. Y hasta que no me han ayudado a verlo, no he podido superarlo", comparte Lourdes.

Estoy dispuesta a hacer lo que haga falta, incluso una huelga de hambre, si no me devuelven a mis hijos

"Hace más de un año decidí irme a Sabadell, con una prima y una hermana, para encontrar trabajo. A los tres días encontré un empleo y hasta el día de hoy sigo en mi puesto de trabajo como auxiliar de transporte para personas con movilidad reducida", cuenta la gaditana, que lleva sin consumir desde entonces. Se hace controles de orina dos o tres veces a la semana, acude a terapias psicológicas y está en contacto constante con un trabajador social. Afirma que el pasado mes de mayo el psicólogo, el psiquiatra y el trabajador de asuntos sociales de Sabadell remitieron un informe positivo al equipo de menores de la Junta en Cádiz para comenzar los trámites de la recuperación de la custodia de sus tres hijos.

Si bien el mayor de sus hijos, de 11 años de edad, está junto a ella porque la tutela la tiene su prima, Lourdes lleva desde el 11 de septiembre de este año sin poder hablar con sus otros dos pequeños. En la actualidad desconoce dónde se encuentra su hijo el mediano, de 7 años. "Debe estar en La Línea, con una familia de acogida provisional", presupone. Y lo último que sabe del menor, de 4, es que está en Algeciras. "No quiero perder a mis hijos, y no soporto la pena que tiene el mayor", dice. "¿Qué pasa con mis hermanos?", le pregunta a su madre a diario.

Lourdes Miguela en una imagen de archivo. FOTO: LVDS.

Lourdes narra que cayó en las drogas a cuenta del padre de sus hijos, con quien no tiene contacto alguno. "Él empezó a consumir mucho antes que yo", incide. Y reconoce que "sí tuvieron motivos" para quitarle a ambos la tutela de sus pequeños. "Sabía que me los iban a quitar porque yo no estaba en condiciones...". Sin embargo, ahora, una vez rehabilitada, señala que quiere volver a hacerse cargo de ellos, que está preparada: "Yo sabía que estaba mal, pero quise cambiar porque quería recuperar a mis hijos".

Recientemente, la Junta de Andalucía ha contestado, a través de una carta, a la petición de esta madre, denegándole el derecho a recuperar a sus hijos porque, según dice en el comunicado, los asuntos sociales de Sabadell dicen que ella no es idónea para hacerse cargo de ellos. "Pero esto es mentira, le pregunté a los de asuntos sociales de aquí si eso era cierto, y me dijeron que no, que yo estoy cumpliendo a raja tabla, y que desde la Junta me están mintiendo", expresa. "Las del equipo de menores me llegaron a decir que al no criarme con unos padres, por haber crecido en un centro de menores, no sé ejercer de madre. Dale las gracias a la Junta de Andalucía por darme la educación que tengo ahora, le dije. Es que ya está bien", continúa.

Dejé mi vida en Cádiz porque no tenía vida y me vine a Cataluña para poder darle una vida a mis hijos. Y ahora me dicen que no

Desde entonces, Lourdes está en tratamiento psicológico y psiquiátrico, tomando pastillas antidepresivas, medicación para dormir y para la ansiedad, "por culpa de la Junta". "Estoy teniendo hasta pesadillas... Apenas tengo apetito", denuncia. "Dejé mi vida en Cádiz porque no tenía vida y me vine a Cataluña para poder darle una vida a mis hijos. Y ahora me dicen que no. Que los dan en adopción porque ellos quieren. Estoy indignada. Se piensan que me voy a quedar con los brazos cruzados, pero no es así. La semana que viene me voy al juzgado del Sabadell y pongo su denuncia correspondiente", informa a lavozdelsur.es.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído