Una jerezana de Erasmus en Italia: "Están más alarmados por el coronavirus nuestros padres que nosotras"

Sonia Aramburu está cursando una beca Erasmus en la ciudad italiana, donde esta semana se han suspendido las clases para evitar más contagios

Sonia Aramburu (derecha), con unas amigas en Bolonia.
Sonia Aramburu (derecha), con unas amigas en Bolonia.

Sonia Aramburu lleva viviendo en Bolonia, en el norte de Italia, desde el pasado mes de septiembre, cuando empezó su Erasmus en la universidad boloñesa. Esta semana no está yendo a clase, se han suspendido tras los casos de coronavirus detectados en la zona norte del país italiano, donde ya se ha cobrado seis víctimas y hay más de 200 contagiados. Cuatro regiones, Lombardía, Piamonte, Véneto y Emilia-Romaña —a esta última pertenece Bolonia— han cerrado sus escuelas, universidades y museos, por orden del Ministerio della Salute, además de haberse suspendido el carnaval de Venecia y cuatro partidos del Calcio, la liga de fútbol italiana.

"No hemos notado mucha diferencia en la vida cotidiana”, cuenta Sonia Aramburu Arnáiz (Jerez, 1998) a lavozdelsur.es. Este domingo recibió un correo electrónico anunciándole que las clases estaban suspendidas durante toda la semana, a la espera de saber cómo evoluciona la expansión del virus. “Están más alarmados nuestros padres que nosotras”, señala la joven, quien cuenta que “solo hay unas pocas personas por la calle con mascarilla” y establecimientos públicos han cerrado sus puertas por precaución, "pero hay normalidad".

En los supermercados “se han acabado las mascarillas y los desinfectantes”, relata Sonia, quien espera desplazarse hasta Roma para reunirse con unos amigos y, si tiene suerte, poder viajar a España si el aislamiento se prolonga. “Pero han subido los precios”, comenta, y es que un vuelo entre Bolonia y Sevilla que normalmente cuesta unos 40 euros está ahora en torno a 300 euros. “Además, no hay vuelos a Sevilla en los próximos tres días”, dice. Su idea pasa por apartarse de la zona de mayores contagios, pero volver en cuanto se normalice la situación.

“La situación es relativamente normal, hacemos nuestra vida, no tener clase es lo único que nos ha afectado”, señala la jerezana, quien cursa el grado en Estudios Internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), donde empezó a estudiar italiano con la idea de cursar una beca Erasmus en el país transalpino. “Vine de pequeña a Italia, con once años, y me gustó mucho, por eso cuando me enteré de que podía estudiar aquí no me lo pensé. Elegí Bolonia porque es una ciudad más pequeña. La gente es súper agradable”, comenta.

Sonia se encuentra en su tercer año de carrera y, cuando acabe en Bolonia, aun tendrá que cursar un cuarto año en Madrid. “Al principio me costó un poco adaptarme, porque no es lo mismo dar clase de un idioma que escuchar hablar de política internacional en italiano, al principio no fueron muy bien las notas pero luego, en las recuperaciones, sí”. La joven está tranquila y, si se alarga la suspensión de las clases, quiere pasar unos días en España con su familia.

El Gobierno italiano, por el momento, confirma el fallecimiento de seis personas afectadas por coronavirus, y unas 220 infectadas. La región de Lombardía es la más afectada, con 172 casos confirmados, a los que hay que sumar los 27 registrados en Véneto, los 18 en Emilia Romaña, los cuatro en Piamonte y los tres de la región de Lazio. “Nuestro servicio sanitario está a la altura de la situación y la respuesta que estamos dando es rápida y eficaz como ha afirmado la comisaria europea, Stella Kyriakides, con quien estoy en continuo contacto", ha señalado el ministro de Sanidad italiano, Roberto Speranza, en declaraciones a la prensa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído