Una temporera de frutos rojos de Huelva, despedida a los seis días por reclamar medidas de seguridad

Alina Elena V, una trabajadora rumana de 27 años, se desplazó hace unos días desde Zaragoza hasta la capital onubense para un empleo que no le ha durado ni una semana

La temporera Elena V., durante la conversación mantenida con La Mar de Onuba.
La temporera Elena V., durante la conversación mantenida con La Mar de Onuba.

Alina Elena V, una trabajadora rumana de 27 años, se desplazó hace unos días desde Zaragoza hasta Huelva atraída por una oferta de empleo que vio en el portal Mil Anuncios. Nada más llegar por teléfono, fue contratada en una empresa para la recogida de fresa en la provincia, pero fue despedida a los seis días. "Me dijeron que nos harían pruebas, pero yo he trabajado seis días sin que me las hayan hecho y sin disponer siquiera de mascarillas", relata en declaraciones a la revista La Mar de Onuba, que recoge su historia.

“Ni me han hecho ni me han dado instrucciones para realizar la prueba PCR. Ni antes de viajar a Huelva, ni antes de empezar a trabajar. Tampoco me han facilitado mascarillas o guantes, ni un gorro cuyo uso es obligatorio y que nadie me había advertido que tuviera que comprar yo. Tampoco me han facilitado la nómina por los dos días trabajados en diciembre, por los que me han pagado menos de lo que me corresponde", asegura Elena.

Elena llegó el pasado 29 de diciembre a Huelva para trabajar en la empresa Emusa Fruit SL. En la estación de autobuses la recibió una mediadora de Arima Siap, una compañía que actúa como una especie de ETT, que tenía mucha prisa. "Me dijo que no me preocupara, que en la finca había otras chicas que tenían coche y que me acercarían al pueblo más cercano, que está a nueve kilómetros, para hacer una compra”, relata, en declaraciones a La Mar de Onuba.

La temporera denuncia que la empresa, después de hacerla venir desde Zaragoza, la ha despedido apenas seis días después de su llegada, dejándola en la calle y con unos 100 euros en el bolsillo. Elena se encuentra desde el pasado 5 de enero acogida en el Albergue de Transeúntes Sagrado Corazón de Jesús de Huelva.

La revista onubense explica que la persona que gestiona la oferta publicada en Mil Anuncios actúa como mediadora para Arima Siap, "una empresa sevillana que ofrece servicios integrales a personas con problemas de salud mental y a sus familiares", como confirma al medio Fernando García, administrador único de la mercantil. "A efectos prácticos, Arima Siap actúa como una suerte de ETT de carácter humanitario, que no recibe contraprestaciones por nutrir la plantilla de Emusa Fruit SL con mano de obra migrante y mujeres vulnerables", relata el medio. 

“El contrato se hace en cuanto se llega a Huelva”, dice al anuncio, que contempla un salario de 40 euros diarios para jornadas laborales de siete horas, cuando el salario de peón agrícola no puede ser inferior a 44,99 euros, el equivalente al Salario Mínimo Interprofesional. La jornada laboral establecida por el convenio colectivo del campo de la provincia de Huelva es de 6,5 horas diarias (39 horas semanales distribuidas a lo largo de seis jornadas, siendo el séptimo día de la semana de descanso remunerado). 

“Llegamos a la finca en torno a las ocho y media de la noche y no había nadie de la empresa esperándome. Accedimos con el coche y Alicia me llevó directamente al alojamiento y me dijo que allí me informarían las compañeras. Y se fue”, cuenta la temporera. El alojamiento se encuentra en una nave prefabricada de dos alturas, en cuya planta superior se alinean filas de literas. A ella se le asignó un armario taquilla sin llave.

“Nadie me explicó cómo recoger las frambuesas, solo me gritaban para fuera más rápido y tuviera cuidado con la fruta”, relata la trabajadora sobre su primer día de trabajo. Más adelante, relata, le contó una compañera: "Olvídate de lo que pusiera en el anuncio, porque todo es mentira”. “Aquí se pagan 42 euros a partir de enero, y dos se los queda la empresa por el alojamiento", le contaron. "En diciembre el salario es de 37 euros si se echa la jornada completa. Si no te pagan sólo las horas realizadas. Cuando hay que echar horas extras se pagan a siete euros”. El convenio colectivo establece que las horas extras deben cobrarse a doce euros.

La empresa ha sido denunciada ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por la Cooperativa de Abogadas Andaluzas. El año pasado ya fue incluida en una reclamación colectiva junto a otras ocho grandes del sector porque "​no pone a disposición de los trabajadores ningún medio de seguridad homologado, siendo los guantes y mascarillas que usan los trabajadores de su propiedad”.

Un portavoz de Emusa Fruit SL asegura a La Mar de Onuba que "es todo mentira, y estamos muy cansados ya de este tipo de historias que pretenden hacer daño a este sector. En nuestra empresa se cumplen todas las normativas y se paga a cada trabajadora hasta el último céntimo que le corresponde. Muchas repiten con nosotros cada año. Si lo que quiere la chica que me dice es el contrato, dígame una dirección de correo y se lo mando ahora mismo. No vamos a responder a más preguntas. Usted publique lo que considere oportuno y nosotros tomaremos las medidas que también consideremos oportunas". 

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído