"Somos las que menos cobramos del Ayuntamiento de Jerez, las tres tontas del 010"

Una de las trabajadoras del 010 durante la entrevista con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.
Una de las trabajadoras del 010 durante la entrevista con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

"Buenos días, Ayuntamiento de Jerez". Desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde. Y luego, de cinco a siete. "Las tardes nos las repartimos, y el viernes las hacemos desde casa con un móvil corporativo, que es de lo poco que hemos conseguido", lamenta una de las trabajadoras del servicio telefónico de atención al ciudadano del Ayuntamiento de Jerez, el 010. La empleada, que ejerce de delegada sindical y no quiere hacer aparición pública en prensa, lleva trabajando 24 años en un servicio que antes de 2013 era externo al Ayuntamiento y que la ex alcaldesa popular María José García-Pelayo absorbió el 16 de octubre de dicho año, tras la carta de despedido que la empresa anterior puso sobre la mesa a las empleadas del 010.

Son solo tres. Pero entre ellas se apañan para atender las demandas de los ciudadanos de un municipio de más de 212.000 habitantes. Casi 400 llamadas al día, que se reparten como pueden y que en muchas ocasiones tienen que hacer entre dos "con un estrés que nadie se puede imaginar". Cuando alguna de ellas enferma, declaran a lavozdelsur.es, tienen que pensar en las demás, e incluso pueden resignarse y seguir trabajando. Pedir una baja significaría un doble problema: dejar a sus compañeras solas con una carga de trabajo insostenible. Sin conciliación ni días de asuntos propios, ya que la empresa municipal Comujesa se los quitó y aseguran que al no estar recogidos en ningún lado no pueden reclamarlos, estas trabajadora exigen "un salario que se corresponda a lo que trabajan".

El edificio municipal que acoge el servicio del 010 en la calle Caballeros. FOTO: MANU GARCÍA.

"Tenemos trabajo que no nos corresponde para la categoría en la que nos encajan", denuncia una de ellas, ya que no solo atienden llamadas para derivar a uno y a otro lado, sino que hacen trámites "propios de un administrativo" en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC), como reclamaciones y otro tipo de trámites que dicen que no entran dentro de sus competencias. Ejercer como administrativa, pero con el salario de una teleoperadora. Unos 800 euros netos al mes, que gracias a un plus comprometido con el anterior gobierno local se queda en unos mil euros. Unas condiciones laborales que heredan de la absorción después del abandono de la empresa externa, Atento, filial de Telefónica, que gestionaba el servicio y a la que el Ayuntamiento, aseguran, debía cientos de miles de euros. "Somos las que menos cobramos del Ayuntamiento, las tres tontas del 010", comentan indignadas.

La trabajadora del 010 en declaraciones a lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

"Hicimos una reunión con el gerente de la empresa en la que lo único que le pedíamos es que nos subiera el salario, porque estamos en una categoría inferior para las labores que desempeñamos. Nos pidieron que le enviáramos un correo con las labores, y llevamos meses esperando a que hagan algo", denuncia una de ellas, que ejerce de delegada sindical de CSIF. "Sólo pedimos que se nos pague por lo que hacemos", reclama, tras llevar esperando un año a que la empresa pública Comujesa o el propio Ayuntamiento tome cartas en el asunto. "Hemos pedido una reunión con la alcaldesa, pero no se nos ha concedido". Una situación que sigue estancada incluso tras haberse hecho eco de ellas el grupo municipal de Izquierda Unida, que denunció la situación públicamente e instó al gobierno local a reunirse y tomar medidas. "Somos el 010, un cero a la izquierda", concluyen con sarcasmo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído