Un repartidor de comida a domicilio, acusado de abusar sexualmente de una compañera de trabajo en Málaga

La mujer, de 30 años, denuncia que el hombre le tocó los glúteos e intentó besarla en un portal de la barriada de La Malagueta donde coincidieron

Un repartidor a domicilio espera recibir el próximo pedido.
Un repartidor a domicilio espera recibir el próximo pedido.

La Policía Local de Málaga ha detenido a un repartidor de comida a domicilio por un delito de abusos sexuales a una compañera de trabajo con la que coincidió en el mismo bloque de la barriada de La Malagueta el día de Andalucía. Según la versión de la víctima, de 30 años, recogida por Diario Sur, el hombre entabló conversación con ella aprovechando que era del gremio a las 16:30 horas, cuando la joven alertó a la Policía.

Los agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) se desplazaron al portal donde la mujer les explicó que un hombre de 37 años había intentado besarla después de dirigirse a ella para ofrecerle un puesto de trabajo mejor. La mujer se negó y se dispuso a marcharse, sin embargo, el repartidor la siguió y le tocó los glúteos. Según explica la víctima, se volvió a negar pero él le realizó tocamientos tras intentar convencerla de que tuviese un "rollo" pese a estar casado y con hijos. Finalmente, pudo escapar.

Los agentes solicitaron información a la denunciante para localizar al autor de los hechos, que fue encontrado en la empresa donde trabajaba. Tras confirmar que él había llevado comida a la calle Maestranza, donde coincidió con la compañera, fue identificado y detenido acusado de abusos sexuales. La joven se acercó al negocio con los agentes para asegurar que había sido él. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído