Recogen firmas para que Ester, la 'hija' congolesa del veterinario Luis Flores, pueda viajar a Jerez este verano

La pequeña necesita un visado que no le concede España. "Soy un ciudadano español dando protección a una niña en una zona de conflicto y en vez de facilitarme las cosas, las dificultan", se queja

El veterinario Luis Flores con su familia.
El veterinario Luis Flores con su familia.

"Sigo sin poder conseguir un visado para Ester, la niña congolesa que tengo bajo mi tutela hace ya dos años y que forma parte de nuestra familia. España es un país muy garantista, según dicen en el Ministerio del Interior en estos temas, pero en otro ya vemos que no, cito el caso del líder del Frente Polisario que entró hace unos meses incluso con covid en España y que creó una de las mayores crisis migratorias en el país. El doble rasero español. ¡Viva el españolismo!", escribe el veterinario jerezano Luis Flores en redes sociales. 

Flores, que trabaja en un santuario de chimpancés en la República Democrática del Congo desde 2016, es el tutor legal de la pequeña Esther, una niña de cinco años que empezó a ir a su casa a comer y descansar un rato cada día, y que se acabó quedando en ella. La familia del veterinario, de la que forman parte su novia ruandesa Oda y su hijo Antonio, de dos años, quiere visitar Jerez, pero no pueden porque Ester no consigue el visado necesario. Para presionar al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación hasta se ha creado una recogida de firmas.

“No pienso dejarla sola aquí, se le caería el mundo encima”, asegura Flores en declaraciones a El País. En el municipio, al que no viaja desde hace dos años, espera reunirse con sus cinco hermanos y con su padre, de 89 años, que no conocen a su nueva familia. "Estoy feliz de trabajar aquí y de hacer lo que hago, pero psicológicamente necesito salir. En la región donde vivimos hay conflicto y a las seis de la tarde nos encerramos en casa por seguridad", relata.

El veterinario, para viajar con Ester a España, necesita el exequatur, un procedimiento que homologa en España una sentencia extranjera y que reconocería su vínculo con la niña, y que también sirve de filtro para evitar adopciones fraudulentas o tráfico de niños. "Soy un ciudadano español dando protección a una niña en una zona de conflicto y en vez de facilitarme las cosas, las dificultan. Nadie tiene sensibilidad y desconocen la situación del país”, se queja Flores.

La tutela de Ester no está reconocida en España, por lo que sin el exequatur no puede viajar, ya que le denegarán el visado. La familia tiene comprados los billetes para el próximo 6 de agosto, pero sin este trámite tendrán que quedarse en el Congo. “Se ha procurado apoyar de todas las maneras la solicitud, pero debido a las restricciones de frontera derivadas de la pandemia y al no estar la tutela reconocida en España, no se puede autorizar la entrada”, aseguran fuentes del Ministerio de Exteriores en el citado periódico.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído