La reacción del Gobierno al 'Caso Rubius': aumentarán las inspecciones a las fortunas que se vayan de España

Un sistema de 'big data' realizará análisis de residencia entre quienes decidan marcharse a países con menor presión fiscal

'ElRubius', en uno de sus vídeos.
'ElRubius', en uno de sus vídeos.

La Agencia Tributaria reforzará este año el control de personas físicas que aparentan ser no residentes en España utilizando para ello herramientas de análisis masivos de datos, ha informado este lunes el Ministerio de Hacienda, que ha destacado que ello supone una novedad en el ámbito de los patrimonios relevantes deslocalizados y marca un "nuevo impulso" para la comprobación tributaria de este perfil de contribuyente.

Así figura en el Plan de Control Tributario 2021, cuyas directrices generales se han publicado este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y llega apenas unos días después de una fuerte polémica por la marcha a Andorra del youtuber ElRubius, nombre Rubén Doblas en redes. En concreto, dentro del ámbito del análisis patrimonial, la AEAT continuará este año con sus labores de control sobre grandes fortunas, aunque en 2021 se establece una línea específica de control a partir de herramientas de big data sobre contribuyentes con patrimonios relevantes que deslocalizan su residencia, fingiendo que se encuentra en el extranjero cuando la Agencia Tributaria entiende que realmente residen en España.

Esto afecta a ElRubius, porque los protocolos de la Agencia y los de la legislación europea requiere un proceso para comprobarlo en profundidad cuando una persona se marcha a un país con menor presión fiscal y, por lo tanto, fuera a pagar menos.

A lo largo del pasado año se estableció de manera sistemática el análisis de residencia sobre un amplio colectivo contribuyentes que figuran como no residentes en las bases de datos tributarias. Este análisis, explica Hacienda, "ha facilitado la obtención de los indicios necesarios para poder determinar la residencia en nuestro país de algunos de estos patrimonios relevantes, lo que permitirá, a partir de este año 2021, intensificar las actuaciones de control de ciudadanos deslocalizados".

Las directrices del Plan de Control Tributario tienen en cuenta el impacto de la crisis sanitaria sobre la planificación de la AEAT en 2020 y, "posiblemente", también 2021, planteando la consolidación y modulación de líneas de actuación que el pasado año pudieron resultar afectadas por la pandemia, como el plan de visitas presenciales.

También se priorizará el control de los riesgos fiscales de aquellos contribuyentes que menos se hayan visto afectados por los efectos económicos del coronavirus, manteniendo "un nivel general de control adecuado dada la necesidad de combinar la atención a las situaciones de falta de liquidez con la obligación de comprobar ejercicios anteriores a la crisis dentro del periodo de prescripción", precisa Hacienda.

El Ministerio subraya que el incremento de bases imponibles negativas pendientes de compensar justifica "doblemente" la continuación del plan especial de revisión de bases pendientes iniciado el pasado año. El Plan de Control también tiene en cuenta aspectos de la operativa empresarial que se han visto impactados por la pandemia, como los precios de transferencia (intragrupo) de las multinacionales o el efecto que las restricciones a la movilidad han tenido en los hábitos de consumo, generando un fuerte repunte del comercio por Internet.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído