El radar que más multa de España está en Andalucía, que tiene tres entre los cinco primeros

Durante el año 2020 los radares de la DGT formularon 2.460.056 denuncias por exceso de velocidad

Un aviso de radar, en una imagen de archivo. FOTO. DGT
Un aviso de radar, en una imagen de archivo. FOTO. DGT

Hay tres radares andaluces entre los cinco que más multas ponen de todo el país. Concretamente dos en Málaga y uno en Sevilla, dos en la A-7 y uno en la SE-30, con 48.771, 34.317 y 33.163 multas, respectivamente, según datos del año pasado recopilados por Automovilistas Europeos Asociados (AEA). Además, el radar que se encuentra en la carretera A-381, la conocida como la Jerez-Los Barrios, también está entre los más sancionadores, con 11.291 multas en 2020, frente a las 20.239 del año anterior. 

Durante el año 2020, los radares de la DGT formularon 2.460.056 denuncias por exceso de velocidad. Ello supone un descenso del 17,46% sobre las realizadas en el mismo periodo del año anterior (2.944.111), según revela un estudio realizado por AEA. Este descenso en el número de denuncias formuladas el año pasado se produce dentro del contexto de la pandemia del covid-19 y las limitaciones a la movilidad impuestas para frenar su propagación, que determinaron una reducción en los desplazamientos por carretera de un 25%.

Por comunidades autónomas, el nuevo informe de AEA destaca que los radares más activos se han localizado en Andalucía, con 519.254 denuncias formuladas y que representan el 21% del total; en la Comunidad Valenciana, con 317.381 denuncias (12,9%) y en la Comunidad de Madrid, con 284.281 (11,5%). Por el contrario, los radares situados en La Rioja (29.107), Navarra (41.751) y Cantabria (44.138) son los que menos denuncias contabilizaron.

Andalucía tiene un total de 382 radares de tráfico, con Sevilla como la provincia que más tiene, con 63 —33 fijos y 30 móviles—, seguida de Cádiz, con 55 —19 fijos y 32 móviles—. Aunque el radar más activo de España se encuentra ubicado en el km. 246 de la A-7, en Málaga, con un récord de 48.771 denuncias, lo que supone un incremento en su actividad de un 350% respecto del mismo periodo del año anterior (13.927 denuncias).

También AEA destaca en su estudio que solo 50 radares, de los cerca de mil que dispone la DGT, formularon el 38,25% del total de denuncias (941.061). De ellos, 26 ya aparecían en el ranking de cinemómetros más activos del año anterior. Los otros veinticuatro se sitúan en nuevos emplazamientos.

A la vista del importante número de denuncias formuladas, a pesar de la reducción de los desplazamientos, mayoritariamente en autopistas y autovías y no en las carreteras secundarias donde se producen el 70% de los accidentes con víctimas, el presidente de AEA, Mario Arnaldo, considera que “la DGT debería replantearse su política de radares, ya que no se está consiguiendo el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes, convirtiendo los radares en meros instrumentos de recaudación”.

Campaña de control de velocidad

La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará del 12 al 18 de julio una nueva campaña de vigilancia y control de velocidad en las carreteras andaluzas, donde los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil estarán alertas para comprobar el cumplimiento de los límites genéricos y específicos de velocidad, velocidad en adelantamiento y distancias entre vehículos.

El delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, ha lanzado un mensaje a los conductores para que "presten atención en la conducción y respeten los límites de velocidad, porque nuestro objetivo no puede ser llegar antes, sino llegar a nuestro destino y regresar a casa", informa en una nota de prensa.

Durante la campaña que se desarrolló el pasado año en estas mismas fechas, un total de 61.573 vehículos fueron controlados, de los que 3.458 conductores resultaron infractores y, por tanto, denunciados por exceso de velocidad, lo que representa el 5,6 por ciento del total. Debido al alto porcentaje de accidentes que se producen en las carreteras convencionales y travesías (las que disponen de un solo carril en cada sentido), los controles se reforzarán en este tipo de vías, tanto con radares estáticos como dinámicos, si bien también se desarrollarán en autopistas y autovías.

En estos controles la DGT contará con el apoyo de las distintas policías locales de los ayuntamientos en su ámbito de actuación, una colaboración muy importante para unificar el mensaje de respeto de los límites de velocidad establecidos independientemente de la vía por la que se circule.

Según se recoge en el estudio 'El porqué de los radares: efectividad de los radares como medida de control de velocidad', del Grupo de Investigación Facthum.lab de la Universidad de Valencia, "la velocidad excesiva reduce el tiempo de reacción, dificulta el control del vehículo y la rectificación de la trayectoria, aumenta la agresividad y el estrés del conductor y altera el funcionamiento sensorial (disminuyendo el campo visual) y el fisiológico (aumentando el nivel de fatiga)".

El incumplimiento de las normas recogidas en la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de la Circulación está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 100 a 600 euros. Además, el sistema de Permiso por Puntos contempla la pérdida entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción dependiendo del exceso de velocidad cometido. Desde que se puso en marcha la Ley de Permiso por puntos, más de un 40% de las sanciones y más de un 48% de los puntos detraídos lo han sido por exceso de velocidad.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído