¿Qué salvarías de tu casa si tuvieras solo diez minutos para sacar toda tu vida?

Los vecinos de La Palma se están enfrentando a esta dura pregunta tras la erupción el domingo del volcán Cumbre Vieja

¿Qué salvarías de tu casa si tuvieras solo diez minutos? Vecinos de La Palma se están enfrentando a esta dura pregunta.
¿Qué salvarías de tu casa si tuvieras solo diez minutos? Vecinos de La Palma se están enfrentando a esta dura pregunta.

Las fotos de tu vida, tu ropa, aquellos objetos con un valor sentimental, los juguetes de los pequeños, los objetos de valor, los libros... ¿Qué salvarías de tu casa si únicamente dispusieras de diez minutos para sacar toda una vida? 

A esta dura pregunta se están enfrentando los vecinos de La Palma tras la erupción el pasado domingo del volcán Cumbre Vieja. Han tenido que abandonar sus casas sabiendo que, en muchos casos, van a ser engullidas por la lengua de lava que ya ha dejado en cenizas casi 200 viviendas. 

Todos tendrán que empezar nueva vida de cero lejos del lugar donde han crecido y vivido en las últimas décadas. Un drama tremendo al que se une la perdida de casi todas tus pertenencias existenciales. Muchos están intentando rescatar algunos de sus bienes, pero el tiempo y la falta de espacio para transportarlos juega en contra. 

La lava se abre paso y los vecinos solo disponen de unos minutos para sacar a contrarreloj todo lo que puedan para intentar que este desastre natural no acabe con todos los recuerdos que guardaban sus hogares. 

Sobre el autor:

R. G.

Periodista con más de veinte años de experiencia en los medios de comunicación (prensa escrita, digital, radio y televisión). Autor de 'Nosotras. Historias del olvidado deporte femenino' y otros seis libros más. Recuperando la ilusión por contar la vida en lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios (1)

JESÚS DE GONZÁLEZ Hace 2 meses
Lamentablemente, una vez más, comprobamos que la naturaleza no tiene sentimientos y, como en este caso, arrasa todo lo que encuentra cerca de sus vómitos de fuego. También arrasa con algo que no está materialmente en su camino: los sentimientos, los recuerdos, el pasado y el futuro de muchas personas. Ahora lo que hay que esperar es que la actividad volcánica termine cuanto antes y que las autoridades sepan estar a la altura de sus obligaciones con el pueblo y que po todo quede en fotos
Ahora en portada
Lo más leído