A punto de atropellar a un guardia civil en Conil en su huida a 200 km/hora conduciendo drogado

El detenido, un prófugo de 36 años, es vecino de Chiclana y sobre él pesan dos órdenes de búsqueda, captura e ingreso en prisión

Un guardia civil de tráfico, en una imagen de archivo.
Un guardia civil de tráfico, en una imagen de archivo.

Agentes de la Guardia Civil ha interceptado en Conil de la Frontera a un vehículo que intentó zafarse del control huyendo a más de 200 kilómetro por hora provocando casi el atropello de uno de los agentes. El conductor del vehículo resultó ser un prófugo, vecino de Chiclana, al que le constan antecedentes y requisitorias con órdenes de detención e ingreso en prisión dimanantes de dos Juzgados de Cádiz.

Según informa la Guardia Civil en una nota, el hombre ha sido detenido por tres delitos de atentado contra agentes de la autoridad, de conducción bajo los efectos de drogas y contra la seguridad colectiva, respectivamente, del mismo modo ha sido propuesto para sanción administrativa por conducción temeraria y posesión de sustancias estupefacientes.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de julio a las 22.40 horas en la carretera A-48 dentro del término municipal de Conil de la Frontera, cuando guardias civiles con el apoyo de un patrulla de la Policía Local del mismo municipio realizaban un punto de verificación de personas y vehículos y procedieron a identificar al conductor y único ocupante de un turismo de la marca Seat, modelo Ibiza de color rojo, que lejos de obedecer las señales que le realizaban los agentes para detener su marcha, emprendió la huída a gran velocidad obligando a uno de los agentes a tener que saltar y apartarse de su camino cayendo al suelo para evitar ser arrollado.

Durante la huída el turismo realiza una conducción temeraria llegando a alcanzar una velocidad de más de 200 kilómetros por hora, poniendo en grave riesgo las vida del resto de los usuarios de la vía. Los agentes emprendieron un seguimiento controlado haciendo uso de señales acústicas y luminosas que culminó con la interceptación del vehículo y su conductor en la pedanía de La Muela, en Vejer de la Frontera.

Una vez interceptado y controlado, el conductor dio signos evidentes de estar bajo la influencia de alguna sustancia tóxica, por lo que se le sometió a pruebas de detección de alcohol y drogas, dando positivo en cocaína, anfetaminas y cannabis.

Posteriormente, plenamente identificado como E.H.H. de 36 años de edad, natural de Almería y vecino de Chiclana de la Frontera, se comprobó que sobre él pesaban dos órdenes de búsqueda, detención e ingreso en prisión dimanantes de dos Juzgados de Cádiz. Igualmente, se comprobó que no estaba en posesión de permiso que le habilitaba para conducir al haberle sido retirado por sentencia judicial.

Por todas estas circunstancias, se procedió a su detención siendo puesto a disposición del Juzgado en funciones de guardia de los de Chiclana, que decretó su ingreso en prisión sin fianza.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído