Un preso apuñala con un pincho de madera a un funcionario de Puerto III

La asociación 'Tu Abandono Me Puede Matar' denuncia el intento de homicidio del preso al funcionario de prisiones y solicita protección a Instituciones Penitenciarias

La agresión al trabajador de prisiones junto al arma que utilizó el interno de Puerto III.
La agresión al trabajador de prisiones junto al arma que utilizó el interno de Puerto III.

La asociación profesional de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar ha denunciado que en la tarde de este pasado martes 10 de agosto ha habido un intento de homicidio por parte de un interno del centro penitenciario Puerto III a un funcionario de prisiones.

Así, sobre las 16:45 horas y tras la apertura de puertas del Módulo 6, el funcionario comunicó al interno J.L.C. que ocupa una celda junto a otro interno, que este no podía bajar puesto que debe cumplir una sanción de privación de paseos. Acto seguido el interno "empieza a balbucear palabras inconexas y a tambalearse", según señalan en un comunicado de prensa, por lo que uno de los trabajadores pregunta al interno si se había tomado algo. El interno respondió: "A usted qué coño le importa, voy a bajar al patio por mis cojones".

Tras intentar carmarle y reiterarle el cumplimiento de la sanción impuesta, el reo intenta salir de la celda con objeto de bajar al patio. Tras reiterarle que no salga de la celda y cortarle el paso, el interno lanzó un puñetazo con su brazo izquierdo al funcionario que más próximo tenía, repeliendo la agresión pero siendo lanzado hacia atrás. Poco después, el interno prosigue con las agresiones y lanza "una puñalada con un pincho de madera que porta en su mano derecha", oculto a la vista de los funcionarios. Esa agresión va directamente a la cara de otro funcionario, que levanta los antebrazos y le ocasiona una herida en el antebrazo izquierdo y varias contusiones.

La prisión de Puerto III, en Google Maps.
La prisión de Puerto III, en Google Maps.

Los trabajadores, que consiguen reducir al interno, llevarlo al suelo y colocarle las esposas, ordenan al resto de internos seguir bajando. El interno, que se muestra muy agresivo pegando patadas y amenazando a los funcionarios con denuncias, presentó una fuerte resistencia, siendo necesaria la ayuda de más funcionarios.

Para TAMPM el suceso constituye una "rutina" en los centros penitenciarios. Es por ello que la asociación denuncia que no sean "agentes de la autoridad" y la "nefasta gestión" del SGIP, al ser el colectivo con más agresiones. "Necesitamos un sector propio y una equiparación con el resto de funcionarios de prisiones de España", suscriben desde la asociación, que han deseado también una pronta recuperación a sus compañeros heridos.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído