"Nadie eligió el lugar donde nació. Más que de migrantes hablemos de personas"

Jerez Ciudad Refugio, que engloba a 31 entidades sociales, celebra el Día Internacional del Migrante con diversos actos que culminan en una concentración con el lema 'Yo soy migrante, tú también'

JEREZ_CIUDAD_REFUGIO-3
JEREZ_CIUDAD_REFUGIO-3

Houdaifa nació en Jerez, pero sus padres son de Marruecos. “Soy mitad jerezano y mitad marroquí”, explica. Su padre llegó a la ciudad en 1998, huyendo de la miseria y el hambre de su país de origen, y su madre viajó poco después al municipio, donde dio a luz al joven, que ha sido uno de los encargados de leer parte del manifiesto redactado por la mesa de trabajo Jerez Ciudad Refugio —de la que forman parte una treintena de entidades sociales— durante el acto organizado por el Día Internacional del Migrante, que se celebra el 18 de diciembre. “Yo soy migrante, pero tú también”, es el lema de la campaña de este año.

“Estaba muy nervioso”, confiesa Houdaifa a lavozdelsur.es, pero “toda la gente que ha venido me ha dado fuerzas para leerlo bien, la verdad es que me ha emocionado”. El joven, que tiene 19 años, estudia un doble grado de Turismo y Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de Cádiz, algo que duda que hubiera podido hacer de haber nacido en Marruecos. “Doy gracias a Dios por haber nacido y crecido aquí”, expresa, en una tierra que es “muy respetuosa con personas de otras culturas”. “En Andalucía la gente respeta, es muy hospitalaria”, sostiene. ¿Por qué se trasladaron sus padres a España? “Nunca lo he hablado con ellos, pero sé los motivos: buscaban un futuro mejor y aquí lo encontraron. Querían también un futuro mejor para mí y que pudiera estudiar”. Houdaifa asegura que, desde Marruecos, “se tiene la idea de que Europa es el paraíso, pero después hay muchos obstáculos”.

Houdaifa, durante la conversación con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA

Durante el discurso leído en la plaza de la Asunción, rodeado de personas con máscaras blancas, Houdaifa señala que “mucha gente habla de Mena —menores extranjeros no acompañados— sin saber qué significan estas siglas. No son más que niños que subieron a una barcaza y se lanzaron a la deriva, y ahora están en la calle sin un referente familiar, ni un sostén económico”. El joven agrega que los presentes “no hemos venido a ser buenistas, hemos venido a ser buenos”, para pedir “igualdad de derechos para todos los seres humanos”.

Houdaifa, en su discurso, apunta que “la culpa de la precariedad del autóctono no la tiene el que llega de fuera”, por lo que anima a la sociedad a tener “valentía” para “luchar por la igualdad de oportunidades” para todas las personas, sin tener en cuenta su origen ni nacionalidad. “Ninguna persona es ilegal”, señala, “no olvidemos lo que somos, un pueblo humilde y solidario. Eso nunca nos lo podrán arrebatar”. El joven apunta que “nos unimos por un mismo objetivo, que todos somos personas, somos iguales y todos hemos sido migrantes alguna vez”.

Varios manifestantes sostienen pancartas con el lema de Jerez Ciudad Refugio para el Día Internacional del Migrante. FOTO: MANU GARCÍA

Rosario Montoya, la Reina Gitana, es otra de las encargadas de leer parte del manifiesto de Jerez Ciudad Refugio. “¿Quiénes son los migrantes? ¿Acaso no lo somos todos? No podemos tener la arrogancia de pensar que existe un nosotros y un ellos”, señala. “Nunca podemos dar por sentado lo que tenemos”, advierte, al mismo tiempo que añade que “nadie eligió el lugar donde nació, ni la época, ni la circunstancias. Más que de migrantes hablemos de personas”. “Muchos de nuestros abuelos fueron menores extranjeros no acompañados y migrantes en otros lugares cuando aquí no quedaba nada para ellos, solo pobreza”, agrega.

La delegada de Diversidad, Ana Hérica Ramos, anima a los presentes a vivir en “convivencia”, algo que es “más necesario que nunca en estos tiempos que corren". Ramos señala que “se buscan culpables y casi siempre son quienes no tienen la fuerza necesaria para defenderse”, por lo que cree que “es importante que no calen los mensajes de odio”. “Vamos a evitar generalizar. Hablamos de personas. Nos necesitamos”, remata su breve discurso. El acto acaba con los presentes quitándose las máscaras blancas y dándose un abrazo "con todo el arte del mundo”, para terminar los actos por el Día Internacional del Migrante en Jerez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído