"Me han dejado en la calle y punto"

Ignacio López, que está a punto de cumplir 28 años como empleado del servicio jerezano de limpieza y basura —empezó en Alfonso Benítez, filial de FCC—, es el único de unos 300 trabajadores que no ha sido subrogado por la nueva concesionaria desde agosto pasado

Ignacio López, con la denuncia que ha interpuesto, este pasado viernes. FOTO: MANU GARCÍA
Ignacio López, con la denuncia que ha interpuesto, este pasado viernes. FOTO: MANU GARCÍA

El pasado mes de agosto, después de un cuarto de siglo, la gestión del servicio de residuos sólidos urbanos y la  limpieza viaria, cambiaba de manos. De Urbaser, con la que el servicio fue deteriorándose a base de recortes hasta límites insospechados, se pasaba a la firma del contrato y entrada en el servicio de la UTE FCC-Cointer-Equal. Dentro del pliego para el concurso público, el Ayuntamiento, titular del servicio, se exigía a la concesionaria que resultara adjudicataria la subrogación de sus 300 trabajadores. De todos ellos, que ya se encuentran trabajando con normalidad, Ignacio López, jerezano de 56 años, es el único que sigue a día de hoy de brazos cruzados, sin su puesto de trabajo.

Curiosamente este trabajador, que el próximo 1 de enero cumple 28 años en la limpieza pública de Jerez, a excepción de estos largos cuatro meses de parón forzoso, comenzó su andadura en este trabajo en enero de 1992, incorporándose como ATS —es enfermero de profesión— a la antigua concesionaria municipal Alfonso Benítez, empresa filial de FCC. En 1995, Urbaser pasa a hacerse cargo del servicio y López es subrogado junto a otros cien trabajadores en aquella época.

De aquellos empleados, la mitad, dice este técnico a media jornada —dedica otra parte de su jornada a la enfermería—, ya se han jubilado. De los otros 50, todos están trabajando menos él. "Estoy en una indefensión brutal y el Ayuntamiento debería haber dicho algo. Esta semana he entregado una carta en el Ayuntamiento dirigida a la alcaldesa y delegado de Medio Ambiente, aunque conocen mi situación desde septiembre.

Documentación que está a la espera de juicio por despido improcedente.

El supuesto despido improcedente está en manos del bufete de Antonio Ortega, pero el juicio no está fijado hasta marzo de 2021. "No sé los motivos por los que no me han subrogado; según ellos porque pertenezco a la estructura de Urbaser, yo ya venía curiosamente de FCC, y fui subrogado a Urbaser. No sé si hay una mano negra, o alguien que ha asesorado mal, pero de 300 que hay ahora, al único al que no han subrogado es a mí", denuncia públicamente a lavozdelsur.es.

La empresa, ha podido saber este medio, ofreció a Ignacio López la subrogación a través de Equal, una de las empresas que conforman la UTE y que, según insisten, le permitiría mantener toda la antigüedad y todos los derechos, "porque así lo establece el pliego". Sin embargo, dicen, "ha rechazado esta incorporación". López reconoce esa oferta, pero "es un contrato a través de una de las empresas, no de FCC, es un contrato nuevo e indefinido, pero ellos tienen que subrogarme porque deben hacerlo con todo el personal. Esto no tiene sentido porque el caso es que, si fuera la subrogación con esa otra empresa, la realidad es que tampoco me incorporan".

"En agosto estaba muy tranquilo porque pensaba que era un error y se solucionaría en días, pero llevo cuatro meses fuera de la empresa. Estoy con un problema de sueldo, aunque tengo otro trabajo para poder comer, pero tengo muchísimos gastos generados. Y estoy tomando tratamiento para el estrés, para la tensión, no duermo. Quiero llegar a un acuerdo, y si no les sirve, pues una indemnización conforme a ley, y me voy, pero nada, ni eso. Me han dejado en la calle y punto".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído