La lucha interna de una penitente tras el problema de salud de un hombre durante una procesión: "¡Soy médico!"

Una joven doctora, que iba en el cortejo de una hermandad, atiende a un ciudadano que había sufrido un mareo por las altas temperaturas

La joven doctora, en el centro de la imagen, junto a sus hermanas.
La joven doctora, en el centro de la imagen, junto a sus hermanas.

María Camacho es una joven "cantautora, actriz y médico en mis ratos libres" que ha contado en redes sociales lo que le pasó durante la procesión de la Cofradía del Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de la Esperanza de Linares (Jaén). 

Eran las tres de la tarde del Viernes Santo y la referida hermandad, a la que pertenece la joven desde hace 14 años, llevaba una hora procesionando. Ella iba de penitente dentro del cortejo cuando vio que se formaba un pequeño tumulto alrededor de un hombre que había sufrido un mareo por las altas temperaturas que ha tenido Andalucía este fin de semana. "El señor estaba más blanco que la túnica del Resucitado", narra con humor María en sus redes. 

Entonces, esta joven doctora que aspira a ser pediatra, observó la situación. "Entré en lucha interna porque se supone que procesionando no se debe saber quién eres, ya que vas haciendo penitencia y esto no es una fiesta de disfraces. Pero sigo siendo médico y tengo el deber de intervenir aunque sea una tontería". 

Mientras que María tenía su debate interior, el señor se "estaba poniendo blanco, morado, verde y de los colores de todas las procesiones". Entonces, la doctora no esperó más. "Me acerqué a la capataz, le expliqué en tres segundos y le di mi cirio. Me salí de la procesión con un '¡soy médico!'. Y la gente flipando. Con la túnica por el suelo, la capa volando y el gorro aún puesto dándole a todo ser humano alrededor, dije de tumbarlo y subirle las piernas y empecé a hablar con él. Me miraba en plan 'debo estar delirando porque un penitente me está haciendo una anamnesis'. En cuestión de tres minutos, el señor estaba como nuevo". 

La procesión se puso en marcha de nuevo y esta penitente siguió su procesión, que dicen que siempre va por dentro, como su profesión. 

Sobre el autor:

R. G.

Periodista con más de veinte años de experiencia en los medios de comunicación (prensa escrita, digital, radio y televisión). Autor de 'Nosotras. Historias del olvidado deporte femenino' y otros seis libros más. Recuperando la ilusión por contar la vida en lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído