Los ganaderos dicen que las ayudas anunciadas son "puro humo" y que no han recibido "ni un céntimo"

Asaja Cádiz advierte la difícil situación por la que están atravesando los ganaderos en sus explotaciones, cubriendo “a pulmón” la crisis económica de la pandemia

 Una vaca, en una imagen de archivo. FOTO: FEGASUR.
Una vaca, en una imagen de archivo. FOTO: FEGASUR.

El secretario general de Asaja Cádiz, Luis Ramírez, advierte de la difícil situación por la que están atravesando los ganaderos en sus explotaciones, cubriendo “a pulmón” la crisis económica de la pandemia dentro de un sector “que ha estado y está al pie del cañón”. Ramírez ha lamentado que el sector ganadero esté atravesando la crisis de la covid-19 “sin recibir a la fecha ni un céntimo de ayuda. A nuestros políticos se les llena la boca hablando de ayudas, parece que están regando el campo de dinero cuando la realidad es justo lo contrario”. Las ayudas previstas “son irrisorias, por no decir otra cosa, y además de que llegarán tarde lo harán mal. Es casi un insulto la limosna que quieren ofrecer al sector”.

El dirigente de la patronal advierte que las administraciones públicas “no deben tenerle el pulso cogido al sector a juzgar por el diseño de base que tienen las ayudas convocadas, que no se ajustan a la realidad económica de los ganaderos ni tampoco a la realidad de cómo es su sector”. Así, Ramírez ha incidido “en la irrisoria cuantía” asignada por el Ministerio de Agricultura a los ganaderos de ovino y caprino , que ha fijado en diez millones de euros a repartir para España (unos 2 millones de euros para Andalucía), fijando un tope de 1.200 euros por explotación y “pasando la pelota” a las comunidades autónomas para que puedan ampliar el presupuesto.

"Entendemos que a la Junta de Andalucía el ‘balones fuera’ del ministerio le haya podido coger con el paso cambiado, pero necesitamos que ponga a los ganaderos andaluces al mismo nivel que los de otras comunidades y no nos dejen en la estacada con esa ayuda irrisoria e insuficiente del Ministerio (quedará en unos 400 euro por explotación como máximo), que además se cobraría, como muy pronto, en diciembre”. Así otras comunidades autónomas como Castilla y León y Castilla La Mancha han dado un paso adelante para complementar estas ayudas “ante la negativa del Ministerio a aumentar la misma”, expresa.

En el caso de Castilla y León, la asignación del Ministerio ha sido de 1,9 millones de euros y la Consejería pondrá 2,46 millones, con lo que los ganaderos castellanoleoneses tendrán una partida conjunta de unos 4,4 millones de euros; en Castilla La Mancha, la ayuda ministerial es de 1,6 millones, y la administración autonómica aportará 1,6 millones, hasta lograr una suma de 3,2 millones de euros. Otro ejemplo de escasez en las ayudas del Ministerio de Agricultura son las dedicadas al sector del porcino ibérico, “que ha presupuestado en diez millones para toda España, exigiendo unas condiciones que no solo no satisfacen a los ganaderos, sino que exige unos requisitos que son inviables. Es, como la anterior, puro humo”.

El secretario general de Asaja Cádiz ha pedido también a la Junta de Andalucía “que tome nota” porque la convocatoria de las nuevas ayudas agroambientales al ganado extensivo para ovino, caprino y vacuno, puesta en marcha este año por la Consejería, con una dotación de 40 millones de euros en un plan de desarrollo a cinco años, “si contempla ocho millones de ayudas al año y las solicitudes en este 2020 de los ganaderos andaluces susceptibles de acogerse han ascendido a 17 millones de euros, hay que ampliar el presupuesto si o si (algo en lo que ya está trabajando la Consejería de Agricultura). En caso contrario o quedarán ganaderos sin recibir esta ayuda o bajara la ayuda a la mitad (de unos 50 euros por hectárea a menos de 25 euros por hectárea”.

Por otro lado, y según comenta Ramírez, “la ganadería andaluza arrastra también las pérdidas ocasionadas por la sequía de 2019, para lo que la Consejería de Agricultura publicó las bases reguladoras de unas ayudas en julio de 2019 y que no han llegado a convocarse”. Por último, el secretario general de Asaja Cádiz agradece a la administración andaluza la aprobación de ayudas para el desarrollo del sector ganadero, vitivinícola y de la flor cortada afectado por la covid-19. Dotada con 38 millones de euros, deben convocarla antes de 31 de diciembre de 2020 y abonar antes del 30 de junio de 2021.

“Pero unas ayudas no excluyen a otras. El sector no puede pasar más tiempo afrontando en solitario esta crisis económica sin precedentes. Los ganaderos no queremos que las ayudas se queden en anuncios que puedan llevar a pensar que el campo recibe una lluvia de dinero, cuando la realidad es que se anuncian ayudas olvidando las anteriores, son insuficientes y llegan muy tarde. Pedimos el compromiso de todas las administraciones por una mayor rapidez, y sobre todo, soluciones como respuesta a la realidad que estamos viviendo”, remata.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído