Abarrotada plaza de toros de El Puerto, en agosto pasado. FOTO: CEDIDA
Abarrotada plaza de toros de El Puerto, en agosto pasado. FOTO: CEDIDA

El alcalde de El Puerto, Germán Beardo (PP), se vanaglorió hace unos meses, en la primera ola de la pandemia global de coronavirus, por regir uno de los municipios con menor tasa de mortalidad por esta enfermedad del país. La memoria es tan frágil que, llegado el verano, la gran preocupación del regidor portuense parece que solo es cómo agitar la vida nocturna de la ciudad para atraer turismo a toda costa. Eventos multitudinarios, una feria en Valdelagrana sin autorización previa... y una gran corrida de toros en la centenaria plaza de El Puerto para rematar un polémico y controvertido verano que incluso ha recibido un severo toque de atención, fechada el pasado 31 de julio, por parte de la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

La también dirigente del PP Isabel Paredes advertía al regidor portuense mediante un requerimiento, al que ha tenido acceso lavozdelsur.es, para que llevase a cabo "las acciones oportunas para la vigilancia y el control del correcto cumplimiento de medidas preventivas de salud pública". Estas medidas, recordaba la misiva, "tienen como objetivo garantizar la salud de todos los ciudadanos y el control de la epidemia". En este sentido, Paredes se refería a vídeos que estaban circulando por las redes sociales para expresarle al alcalde que estas situaciones "nos producen una gran preocupación por las consecuencias que pudieran derivarse", dado que "se están produciendo aglomeraciones de gente en lugares de ocio nocturno".

El concejal del PP de Jerez, Rafael Mateos, uno de los asistentes. FOTO: CEDIDA

Apenas unos días después de enviar esta carta, la plaza de toros ha celebrado este pasado jueves un multitudinario evento que incluso la Junta de Andalucía ya ha avanzado que va a analizar por si pudiera haber infringido las condiciones básicas higiénico sanitarias que el propio Gobierno andaluz ha ordenado.

Decenas de personas sin mascarilla en la plaza de toros de El Puerto, este pasado jueves.

Miles de personas se concentraron en un coso taurino a reventar, como se ha podido ver en las imágenes que han circulado por las redes sociales y han dado la vuelta a España, y donde decenas y decenas de personas no solo no guardaban distancia social algunas sino que, además, no llevaban en ningún momento mascarilla. Pese a que en teoría el aforo estaba cifrado en 5.000 personas (la plaza tiene capacidad para 12.000), se investiga ahora si se rebasó con creces dicha limitación marcada por la propia Junta.

“Lo que está ocurriendo con la gestión de Beardo es inaudito; hasta los suyos le llaman la atención”, ha asegurado este viernes el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento portuense, Angel González. Unas afirmaciones casi paralelas a las del consejero de Presidencia, Elías Bendodo, que afirmaba en Cádiz que "no nos temblará el pulso con nada ni con nadie en lo que se refiere al estricto cumplimiento de la normativa". Adelante Andalucía también ha registrado una batería de preguntas en el Parlamento andaluz pidiendo al Gobierno andaluz de PP y Cs, curiosamente las mismas siglas que mandan en el Consistorio de El Puerto, que actúe ante un evento que ha desatado una enorme polémica. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído