Joan Carles March, el médico que divulga emociones: "Los sanitarios tienen que sentirse cuidados"

Avisa de que algunos vivirán situaciones de estrés postraumático, por lo que aconseja mejorar la relación en los equipos de trabajo. "Una mejor comunicación es esencial contra los bulos del coronavirus"

Joan Carles March, en una imagen de una conferencia publicada en sus redes sociales.
Joan Carles March, en una imagen de una conferencia publicada en sus redes sociales.

"Es muy importante dar a conocer las cosas que se hacen". Así lo ve Joan Carles March, médico divulgador que empezó hace años en Baleares con crónicas de fútbol para la radio. Labrado en los campos de tierra de la comunicación, ensuciándose, y la comunicación casó con la salud, la medicina. Así desembocó en redes sociales, donde es muy activo, y con sus columnas para lavozdelsur.es en las que toma el pulso a la profesión. Fue el responsable de la Escuela Andaluza de Salud Pública, un organismo enfocado tanto a los profesionales como a los pacientes. Este lunes 8 de junio ha pasado por El Patio de lavozdelsur.es, el programa de entrevistas en directo.

"Necesitamos una mejor comunicación", señala sobre la medicina. "Hay que generar habilidades, un entrenamiento para lo emocional. Para muchos, eso estaba fuera del foco. Tenemos que transmitir nuestras emociones, escucharnos... Es muy importante para la gente. La distancia, si no, será mayor. Hay que buscar cercanía, unirnos para preguntarnos y no escuchar lo que queremos oír, sino lo que necesitan los pacientes y la ciudadanía".

En ese ámbito, cobran importancia dos elementos: el tiempo en consulta y el riesgo emocional para los sanitarios cuando se implican demasiado en las historias de sus pacientes. "Hay que trabajarlo. Sabiendo, por ejemplo, lo que puede durar la consulta, y eso son habilidades y tener la visita preparada. Cualquier paciente necesita esa conversación en afecto y confianza. El afecto cura, como hay palabras que matan". Y eso también implica, dice, "humildad", saber comunicar un error, una equivocación, algo que, paralelamente, tiene su parte de la realidad científica de la comunidad durante esta pandemia. "Se necesita coraje para pedir perdón, y eso hace que se genere un reconocimiento en la otra parte".

Respecto al riesgo emocional, señala que "los sanitarios necesitan más mimos, y esta pandemia lo demuestra. Vivirán un estrés postraumático". Eso tiene mucho en la relación interna en los puestos de trabajo, que se les escuchen en sus necesidades emocionales. "Tienen que sentirse bien cuidados, eso es clave. Tiene que poder explicar lo que siente, y los jefes tienen que saber que es parte de su misión ayudarles. Si me derrumbo, si mi estrés me gana, será imposible acercarme a ti".

La exposición sufrida por los sanitarios, aplaudidos cada día a las ocho entre marzo y abril, ha sido enorme. Y en ese aspecto, "cuando recortas en sanidad, pasa lo que pasa, la respuesta ha sido menos buena de lo que debería. Ha recaído sobre los hospitales pero también por la atención primaria, aunque a veces los jefes no sabían qué hacer. Había una sensación de que de no salimos de esta". Ha ocurrido en los peores momentos en grandes ciudades. "No había recursos, quien lo ha vivido, lo ha expuesto en redes. Se han vivido situaciones increíbles, ha mejorado pero no se sabe cómo afrontarlo".

https://www.youtube.com/watch?v=qB2D2ZHsvKE

Respecto a lo que viene, avisa: no es tiempo de hacer recortes. "La salud pública estaba en pañales. Probablemente no habría pasado tanto". El verano comienza con recortes en atención primaria. La ciudadanía no tiene que ir con miedo, sino con respeto. "Hay que ir con cuidado, eso sí, y es importante que la distancia y la mascarilla, con higiene de manos, y hay qe tener prudencia para evitar los rebrotes. Cuando volvamos a las casas después del verano, en casa, donde se producen contagios, hay que tener cuidado, distancia, higiene...".

Para acabar con la pandemia, insiste, hay que estar "unidos, entre profesionales, pero también con los pacientes". Eso se traslada a lo necesario que es actuar siguiendo la recomendación científica, lo que implica también los bulos, mensajes engañosos sin base alguna que también atacan a la ciencia, no solo a lo estrictamente político. "Tenemos que estar informados. Que la gente confíe, basarnos en hechos. Y una comunicación mejor, a pesar del esfuerzo, porque es mejorable. No hacía falta tanta policía en las ruedas de prensa. Unidad del ministro con consejeros. Comparecencias de Sánchez con alguien de la oposición. Eso sería mejor, estaríamos más unidos e informados". Y recuerda. "Esto era una cosa nueva. Se saben cosas a partir del inicio, no antes. Era algo nuevo".

Para rematar la entrevista, March explica que al Ministerio de Sanidad le pone a día de hoy "un notable alto con reparos. En comunicación, por ejemplo, pero es un esfuerzo titánico, se habían reducido los profesionales del ministerio en los últimos años". En Andalucía, por su parte, "mejorable. Hay gente muy bien y otra muy mal. Hay gente que ha estadio cerca, y otros que a todo se remitían a Madrid. Si soy jefe, tengo que estar cerca. Los profesionales lo han hecho muy bien mientras que los responsables necesitan mejorar".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído