Un individuo mata a una mujer en su trabajo en Granada, el segundo homicidio similar en 48 horas en Andalucía

Ni en este caso ni en el de Linares se habla en estos momentos de un procesamiento con el cargo de crimen de violencia de género

La Guardia Civil, en la zona, trabajando con helicópteros para la búsqueda del autor del crimen.
La Guardia Civil, en la zona, trabajando con helicópteros para la búsqueda del autor del crimen.

La joven de 29 años apuñalada este viernes en un establecimiento del polígono Juncaril de Albolote, en el área metropolitana granadina, ha fallecido en el Hospital de Neurotraumatología de Granada, a consecuencia de las heridas en el pecho derivadas del ataque, por el que está detenido como supuesto autor un hombre de 34 años.

Fuentes sanitarias han informado a Europa Press que el deceso ha tenido lugar sobre las 19,00 horas después de que fuera intervenida en este centro dependiente del Hospital Universitario Virgen de las Nieves pasado el mediodía de este viernes. Las dos puñaladas que habría recibido en el pecho afectaron a órganos vitales.

La Guardia Civil informó tras la detención del varón que estaba investigando como tentativa de homicidio el apuñalamiento, desvinculándolo en principio de que pudiera constituir un caso de violencia de género, al no constar que fuera pareja de la víctima, ahora mortal.

En una nota de prensa, el Instituto Armado detalló que el suceso, que se ha producido sobre las 10,40 horas de este viernes, le fue comunicado por el servicio coordinador de Emergencias 112 Andalucía. Inmediatamente después, la Guardia Civil desplegó un dispositivo en la zona para tratar de localizar al presunto autor y lo ha detenido en una urbanización cercana de Albolote, cuando intentaba refugiarse en el domicilio familiar.

Segundo caso similar en 48 horas en Andalucía

Por su parte, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Linares (Jaén), competente en asuntos de violencia sobre la mujer, ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del autor confeso de la muerte de Benita Corral, de 57 años, cuyo cadáver, con evidentes signos de violencia, fue descubierto este miércoles junto a unos contenedores de la calle Baños, en la ciudad linarense.

Desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) se ha informado de que al detenido, de 43 años, se le ha imputado por la autoridad judicial un delito de homicidio por el que va a seguir siendo investigado. Desde primera hora de la mañana y por espacio de varias horas, el detenido ha permanecido en sede judicial donde ha prestado declaración ante la jueza. Desde allí, y con la orden judicial de ingreso en prisión, ha sido trasladado al centro penitenciario de Jaén.

En este caso, la Policía Nacional ha "descartado un delito de violencia contra la mujer", una vez que, según indicó el portavoz del Cuerpo Nacional de Policía en Jaén, Diego Moya, se había "descartado al completo que existiera una relación sentimental" entre la víctima y el autor confeso de su muerte.

Parte de su investigación se ha centrado en la relación de la víctima, de 57 años, y el hombre, de 43 años, y ha concluido que "solamente existía una relación de amistad", extremo que se va a seguir investigando judicialmente. La relación se rompió en 2019, cuando él quemó un toldo de la casa de la víctima, una persona a la que ha definido como "positiva" y a la que "le gustaba ayudar a los demás".

El presunto autor contactó con ella hace cuatro meses explicando que residía en una pensión en el cercano municipio de Bailén y que necesitaba ayuda para buscar un piso. De este modo, retomada esa relación, "por mediación de la mujer" el propietario del piso de la calle Santiago donde ocurrieron los hechos se lo alquiló.

El hombre entró en la vivienda el 1 de febrero y volvió a llamarla por si podía "ayudarlo en la mudanza", a lo que ella accedió. A falta de la confirmación de la autopsia, los investigadores creen que "la muerte se produjo en la horquilla entre las 19,00 y las 22,00 horas" del martes.

Después, al amparo de la noche, supuestamente trasladó el cuerpo hasta unos contenedores en la calle Baños, situados junto al antiguo mercado de abastos, donde fue hallado por operarios de la recogida de la basura. Además, intentó "borrar todo rastro de sangre de la vivienda".

También relacionado con el caso, la Policía Nacional detuvo este miércoles por un presunto delito de encubrimiento a un vecino de Bailén (Jaén), al que llegaron por el registro telefónico del autor confeso del crimen, de modo que fue citado para prestar declaración.

Este hombre, que se definió a sí mismo como taxista, explicó que sobre las diez de la noche recibió una llamada del detenido, al que conocía, y le dijo que tenía que hacerle un servicio. Sobre la una de la madrugada llegó a la puerta del antiguo mercado y el arrestado le pidió que subiera al piso "para ayudarle a recoger unas maletas". Una vez en la vivienda le pidió que le ayudara "al traslado de un cadáver".

Ante su reacción de "estupefacción", el autor confeso del crimen insistió en que "era una broma" y lo que ocurría es que "había quedado con una chica en Guarromán" y la cita se había anulado. Finalmente, el detenido le entregó 20 euros y el taxista se marchó a casa "pensando si sería o no una broma" y no informó a la Policía.

Desde el CNP, se ha informado de que este hombre "ha colaborado activamente" en la investigación y ha aportado grabaciones de las cámaras del vehículo. Así las cosas, ha quedado desde el mismo miércoles en libertad a la espera de ser requerido por la autoridad judicial.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído