El interior del Faro de Tarifa se podrá visitar en 2022, más de dos siglos después de su construcción

La obra de rehabilitación del edificio histórico se acompaña del proyecto para constituir un centro de interpretación en su interior y en torno a la isla tarifeña en la que está enclavado

El interior del Faro de Tarifa se podrá visitar en 2022, más de dos siglos después de su construcción
El interior del Faro de Tarifa se podrá visitar en 2022, más de dos siglos después de su construcción

Lleva más de dos siglos iluminando el Estrecho, es el edificio más al sur de Europa (o el primero de la plataforma continental, según se mire), y ahora se encuentra en pleno proceso de rehabilitación para abrir su interior al público. El Faro de Tarifa, en la isla de las Palomas e incluido en el inventario de Bienes de Interés Cultural, tiene previsto poder visitarse a partir del año que viene, después de que hace unos días se conociera que sus obras de recuperación avanzan a buen ritmo.

Abandonado y pasto del vandalismo, el edificio volverá a la vida. El subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco, acompañado por el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, y el concejal de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Tarifa, Francisco Terán, ha visitado esta semana las obras, que se ejecutan con cargo al Programa del 1,5% Cultural de conservación del Patrimonio Histórico Artístico. En total, 725.000 euros de presupuesto para revalorizar esta joya patrimonial de la provincia gaditana. 

En paralelo, la empresa Reina de Corazones, especializada en museología y comunicación, se adjudicó el pasado agosto el proyecto Dotación interpretativa y ejecución del centro de interpretación de la Isla de Tarifa, que prevé no solo impulsar las visitas al faro, sino también al enclave natural privilegiado en el que se encuentra. 

Con un presupuesto de 178.000 euros, cofinanciados por fondos europeos y el propio Consistorio tarifeño, el futuro centro de interpretación se situaría en las instalaciones del faro, titularidad de la APBA. Aprovechando parte de las estancias en rehabilitación se prevé elaborar un itinerario dividido en varios bloques partiendo de la singular situación geográfica de la Isla, punto más meridional de la Europa continental y división entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico.

El proyecto incidirá en la importancia del Estrecho de Gibraltar, pero también en la riqueza de los fondos marinos del enclave tarifeño. La historia de la Isla propiamente también será resaltada, revisando las distintas ocupaciones que ha tenido a lo largo de los siglos. Su uso como baluarte defensivo, clave por su cercanía a África, tendrá un papel especial, analizando las construcciones realizadas en el siglo XVIII, declaradas recientemente Bien de Interés Cultural.

Otro eje expositivo será el propio faro, proveniente de la antigua torre almenara y que ya formaba parte del sistema de torres que desde el siglo XVI defendía las costas atlántica y mediterránea de los ataques de los piratas berberiscos. La rehabilitación, ha informado Subdelegación del Gobierno en Cádiz, va a permitir recuperar la imagen original y unitaria de sus fachadas, restituyendo sus elementos característicos alterados con las sucesivas reformas ejecutadas desde su construcción.

1813, la primera vez que se encendió

El rey Carlos IV aprobó, en 1799, la propuesta del brigadier e ingeniero director de Marina Tomás Muñoz que contemplaba el aumento de dos nuevos cuerpos de la torre almenara situada en la Isla de las Palomas de Tarifa, que sería coronada con un fanal (faro), pero no fue hasta 1813 cuando se encendió por primera vez el faro de Tarifa, después de que las Cortes de Cádiz decretaran su construcción dos años antes. Desde entonces ilumina las aguas del estrecho de Gibraltar, guiando con su luz al tráfico marítimo.

“El fanal se construyó sobre lo que en origen no era sino una primitiva torre almenara erigida a finales del siglo XVI en la Isla de las Palomas. Durante más de dos siglos esa primitiva torre troncocónica de sillares había servido para dar continuidad a las señales luminosas nocturnas y humaredas diurnas a lo largo de todo el litoral, pero no fue hasta finales del siglo XVIII cuando surgió el primer proyecto conocido para establecer en ella un fanal o linterna que sirviera de guía al tráfico marítimo”, escribe Juan Antonio Patrón, jefe del área de Desarrollo Sostenible de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), en un número de la revista interna de la institución, a la que pertenece el faro.

Sobre el autor:

P. S. M.

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, máster de Urbanismo en el IPE. Antes en Grupo Joly (2004-2012), Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Miembro de número de la Cátedra de Flamencología; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído