Una familia con cuatro menores, desahuciada en estado de alarma y tras llegar el frío

Adoración Cano y su hijos, su nuera y cuatro nietos se han quedado sin su vivienda del barrio de Pan Bendito en Carabanchel. Estaba negociando con la Sareb para firmar un alquiler social

Desahucio de una familia con cuatro menores en invierno y en plena pandemia.
Desahucio de una familia con cuatro menores en invierno y en plena pandemia.

La familia de Adoración Cano, compuesta por su hijo, su nuera y cuatro nietos ha sido desahuciada de su vivienda localizada en el barrio de Pan Bendito del distrito de Carabanchel en plena pandemia y con el toque de queda. La madrileña estaba negociando un alquiler social con la sareb, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, para sobrevivir con cuatro menores de entre cinco y un año. 

Según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) Adoración empezó a vivir en esa casa hace dos años pagando un alquiler de 350 euros. Al cabo del tiempo descubrió que se trataba de una propiedad de la Sareb e intentó por todos los medios firmar un alquiler social mientras que se abría un proceso de desahucio. A su vez, la familia se quedó sin ingresos en verano después de que Adoración perdiese la Renta Mínima de Inserción.

La Sareb iba a suspender el desahucio porque las negociaciones iban viento en popa. Sin embargo "como el procedimiento llevaba dos años en el juzgado el juez ha dicho que no porque tenía o que ejecutarlo o que archivarlo y la Sareb decía que no se podía firmar ahora mismo el alquiler social porque la familia no tiene ingresos. Y les han desalojado", explica Elsa Riquelme de la PAH de Carabanchel, una de las que les a ayudado para impedirlo, a la Cadena Ser.

Ante esta situación, la mujer se ha trasladado a la casa de su hija, que también debe desalojar según le ha indicado la comisión judicial. Adoración está en la calle con cuatro menores en invierno y en mitad de la crisis sanitaria. 

Por su parte, la Sareb ha pedido al juzgado que impidiera el lanzamiento, y al no lograrlo, han solicitado la intervención del Samur Social para que la familia pueda entrar en un albergue mientras se negocia el alquiler social. El objetivo es buscar una vivienda nueva o que puedan volver a la que ya tenían antes. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído