Europa deja por primera vez a Andalucía sin fondos para el lince ibérico

Una cría de lince. Foto: Junta de Andalucía.
Una cría de lince. Foto: Junta de Andalucía.

El Gobierno andaluz garantizará "con fondos propios" la viabilidad del proyecto Life destinado a la conservación del lince ibérico, que no contará con fondos europeos, después de que la Comisión Europea haya rechazado el proyecto para esta especie que había redactado y presentado la Consejería de Medio Ambiente del anterior gobierno socialista y a quien culpa el Ejecutivo de PP y Ciudadanos.

Así lo ha indicado el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, quien en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno ha destacado que la Comisión Europea ha "tumbado" el citado proyecto, cuantificado en 27 millones, al considerarlo "poco realista".

Tras explicar que el proyecto Life está avalado por 22 socios y liderado por el Gobierno andaluz, Bendodo ha querido dejar claro que el Ejecutivo actual "previendo la situación, va a garantizar con los fondos propios necesarios, a cargo de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, el citado programa durante año y medio".

Asimismo, el Gobierno andaluz se ha ofrecido a liderar ya un nuevo proyecto Life para el año 2020 y a lo largo del mes de junio se va a presentar un primer avance ante la Comisión Europea. "Queremos corregir errores, presentar un proyecto realista y esperamos que sea aprobado durante su tramitación", ha concluido el consejero.

De 94 a 686 linces ibéricos en 15 años

Los fondos europeos del programa Life han sido fundamentales en la recuperación de esta especie autóctona. Casi 100 millones de euros en estas dos décadas con los que se ha creado cuatro centros de cría en cautividad y su reintroducción en aquellas áreas donde vivía en libertad, posibilitando además su convivencia con la población local.

Si en 2002 sólo había 94 ejemplares de lince ibérico en libertad, en el último censo realizado se contabilizaron un total de 686. Además de en Doñana y en Andújar, el lince ibérico ha vuelto a vivir en Extremadura, Castilla La Mancha y el sur de Portugal. Una recuperación que se pone en riesgo si no se sigue dotando de financiación su proyecto.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído