El principio del fin de las aguas negras en Bolonia

La nueva depuradora comenzará a funcionar este verano, después de más de una década de vertidos residuales y promesas en la arena de una de las mejores playas del mundo

Vacas en la playa de Bolonia, Tarifa. FOTO: ANDALUCIA.ORG.
Vacas en la playa de Bolonia, Tarifa. FOTO: ANDALUCIA.ORG.

En 2007, la propia Junta de Andalucía denunciaba vertidos de aguas residuales en la arena de una de las mejores playas del mundo. Más de una década después, eso está a punto, por fin, de cambiar. La Delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha informado este pasado sábado que los vecinos de Bolonia, núcleo poblacional en el término municipal de Tarifa, podrán conectarse al sistema de saneamiento de la nueva Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) a partir de este lunes.

Según ha explicado en una nota de prensa el delegado de esta Consejería, Daniel Sánchez, "éste es un paso importante en la puesta en marcha de esta infraestructura" y el Gobierno autonómico "trabaja para que esta EDAR tan necesaria, después de tantos años de espera, esté operativa en modo de pruebas en julio".

De este modo, este lunes esta infraestructura estará preparada para comenzar a recibir los caudales de las acometidas domiciliarias que comenzarán a conectarse al colector principal. Según se indica desde la Delegación territorial de la Consejería, este proceso de llenado tanto de los colectores como de la propia depuradora concluirá en julio y la depuradora comenzará a funcionar en modo de pruebas con un grupo electrógeno hasta agosto, cuando se espera que esté finalizada la línea eléctrica que está en ejecución.

La Junta ha concretado que esta nueva EDAR de Bolonia supone una inversión de 6,9 millones de euros, incluyendo la obra de la depuradora y los colectores. Con algo más de 3.700 vecinos y miles de turistas que recibe cada verano la zona cada. verano, la actuación hace más de diez años que es demandada. La Junta ha adjudicado a dos empresas la recta final del proyecto, que arrancó en 2010 y que llevaba paralizado desde 2016 por la quiebra de la constructora a la que se fió la infraestructura pública.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído