El covid deja a los campamentos saharauis sin 'Vacaciones en Paz': es la segunda interrupción en 41 años

El referéndum de autodeterminación fallido de 1998 y la pandemia son los dos únicos acontecimientos que han impedido la celebración del programa. Este año se les enviará material deportivo

Jóvenes saharauis, en una actividad acuática durante el verano de 2019.
Jóvenes saharauis, en una actividad acuática durante el verano de 2019.

Este verano no habrá Vacaciones en Paz. Desde el año 1998 no se interrumpía un programa que empezó a finales de los años 70 del siglo pasado y que saca de los campamentos saharauis a niños y niñas que disfrutan del verano con familias españolas. Ese año, hace 22, se intentó celebrar el referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental, que ya fracasó en 1995, y los pequeños y pequeñas se quedaron en los campamentos para no complicar su vuelta en caso de que se concretara la independencia. Solo esta circunstancia y la pandemia del coronavirus han interrumpido un programa cuyo éxito es indudable.

Unos 5.000 niños y niñas de entre ocho y doce años, procedentes de los campamentos saharauis, se quedarán este verano sin pasar el verano lejos de la vulnerabilidad que sufren en sus lugares de origen. “Lo estábamos viendo venir, desde abril preveíamos que los niños no iban a poder viajar por una cuestión sanitaria y por el cierre de las fronteras”, expresa Antonio García Manzano, presidente de la Federación Gaditana de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (Fecadiz), que organiza cada año la distribución del programa en la provincia. “Si hubieran venido y no pudieran volver sería un problema tremendo”, expresa.

"La situación actual nos exhorta a tomar la decisión de suspender el programa Vacaciones en Paz para el verano de 2020, pero por muy dolorosa que pudiera resultar, a nuestro juicio, es la mejor opción por la que podemos decantarnos en estas circunstancias excepcionales que atraviesa el mundo", señalan desde la Comisión Nacional Saharaui. “A principios de los años 80 vinieron los primeros niños a la provincia, a Puerto Real, ese fue el germen de las Vacaciones en Paz y luego se expandió por toda España”, recuerda Antonio García Manzano en declaraciones a lavozdelsur.es.

El presidente de Fecadiz ha estado viajando a los campamentos y acogiendo a pequeños y pequeñas durante 20 años. “Ahora están padeciendo 50 grados de temperatura y ni por las noches refresca. Pero lo peor es que tienen escasez de alimentos porque dependen de la ayuda internacional”, cuenta. Desde la federación, en colaboración con asociaciones, clubes, colegios o asociaciones de vecinos, hacen aportaciones de alimentos, que a consecuencia del covid están retenidos en Alicante a la espera de que se pueda viajar hasta el Sáhara. “Nosotros mandamos poca cantidad, pero participan muchas personas y conseguimos que la gente se entere del problema saharaui y que no se olvide”, dice.

Saharauis, en un taller de cocina, durante el verano de 2019.

Fecadiz mantiene desde 2007 un convenio de colaboración con la Diputación de Cádiz, que este año ha aportado 8.500 euros para Vacaciones en Paz, que se utilizarán para hacer un programa “alternativo” que pretende mejorar la calidad de vida de los saharauis y mejorar su acceso a actividades deportivas y lúdicas entre los menores. “No podemos viajar hasta allí, pero enviaremos sets de voley playa, con redes, balones, postes y petos, también indiacas y paracaídas, que dan mucho juego”, explica García Manzano. “Hemos elegido estos materiales porque observamos que es un deporte inclusivo en materia de género, en el que participan tanto niños como niñas”. Con este material se quiere fomentar la psicomotricidad y el juego colectivo entre los saharauis de las diferentes wilayas de los campamentos de Tinduf.

“Las familias están apenadas, para los pequeños pasar el verano en España es lo mejor que les pasa”, cuenta el presidente de Fecadiz, quien cuenta que les aportaran próximamente material escolar —“los colegios son muy precarios pero al menos están todos escolarizados”—, y espera viajar hasta los campamentos el próximo mes de diciembre, coronavirus mediante. “Son niños muy agradecidos, muy acostumbrados a estar en familia, y que participan en todas las actividades que se organizan en España, que este año no se podrán hacer, pero lo importante es la salud. De momento no hay casos confirmados en los campamentos”, añade.

“Ahora mismo no les está llegando nada. Están subsistiendo con lo que tienen almacenado y lo que les han podido mandar los organismos internacionales", recuerda García Manzano, quien apunta que las familias acogedoras "lo están pasando mal, pero sin duda los que peor lo van a pasar este verano son los niños que no van a poder salir de allí". Ya cuentan los días para el verano del año que viene. 

Sobre el autor:

Francisco Romero, nuevo subdirector de lavozdelsur.es.

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído