El Colegio de Médicos avisa: "No podemos regresar a marzo, los profesionales han estado sobreexpuestos"

El presidente de la entidad en Cádiz, Juan Antonio Repetto, pide que se prioricen las pruebas para los sanitarios, que "están en primera línea", y llama a la precaución entre la ciudadanía

Profesionales del Hospital Virgen del Rocío, durante una intervención durante la pandemia.
Profesionales del Hospital Virgen del Rocío, durante una intervención durante la pandemia.

La situación del coronavirus en la provincia ha hecho emerger los peores temores entre los sanitarios, que ven cómo la situación comienza poco a poco a apuntar a que antes o después pueda parecerse a la de marzo, abril y mayo, cuando la pandemia golpeó al país. Por entonces, las autoridades sanitarias tenían mucha menos información sobre el coronavirus y había un enorme déficit de material.

El presidente del Colegio de Médicos de Cádiz, Juan Antonio Repetto, explica que "la pandemia nos ha situado en un escenario de salud prácticamente nuevo. Vamos conociendo el comportamiento y la evolución del virus y avanzando para combatirlo en circunstancias también inéditas en gran medida. Hasta ahora, la provincia está presentando una buena resistencia en comparación con otras pero empiezan a proliferar los rebrotes que nos recuerdan que el virus está rabiosamente presente en nuestro entorno".

En ese sentido, achaca que "a nivel nacional, no se ha logrado transmitir unidad y cohesión lo suficientemente firmes en términos políticos. Hay que exigir que la falta de previsión, sobre todo a la hora de procurar todos los elementos de seguridad a los profesionales sanitarios, no vuelva a producirse".

Uno de los puntos más importante es la detección rápida, algo que va más allá de la detección de pruebas. Y eso abre dos frentes: los centros de salud y la agilidad en la atención telefónica. "La atención primaria de salud, cuyos profesionales no hay que olvidar que han sido los más castigados en número de fallecidos durante la fase más aguda de la crisis sanitaria, requiere de un mayor refuerzo y al mismo tiempo de una reorganización que se hace más evidente a raíz de las nuevas funciones que la atención primaria asume en el control de la pandemia, entre ellas los rastreos, y del sobreesfuerzo que está suponiendo para los médicos".

Asimismo, Repetto infiere que "la asistencia telefónica se ha añadido y no ha sustituido a la atención presencial, que se presta incluso en el domicilio del paciente cuando este lo necesita. La mal llamada telemedicina debe venir a complementar y racionalizar la demanda de asistencia en los centros de salud, tantas veces sobresaturados, y para ello hay que facilitar el acceso a la petición de citas, con un mayor número de líneas telefónicas que eviten colapsos y permita responder con agilidad a las llamadas".

Actualmente, existe un foco en el hospital de referencia de la provincia, el Puerta del Mar, cuyas causas aún desconoce Repetto. "Es aventurado dar una respuesta en estos momentos". Si fue por falta de materiales de protección, o por algún fallo en protocolos, aún no se ha especificado. "Sí me gustaría insistir en la seguridad de los profesionales en los centros. Desde el Colegio de Médicos hemos exigido desde el principio que se les garanticen equipos individuales de protección, que dispongan de los recursos terapéuticos necesarios y que se les realicen test de diagnóstico con carácter obligatorio y prioritario. Esta es una reclamación que no ha decaído y que seguimos exigiendo".

Y el temor es que el aumento de los brotes termine de quemar a los sanitarios. "No podemos permitirnos una regresión al entorno que teníamos en marzo. Los profesionales han estado sobreexpuestos a una situación de riesgo vital -con resultado de muerte-, de enfermedad y de incertidumbre por sus familiares y sus pacientes, cuyas consecuencias aún hoy se mantienen y se mantendrán mucho tiempo".

Por su parte, insiste en que "no habremos aprendido nada si no tenemos un comportamiento responsable hacia nuestros familiares, hacia el resto de la sociedad y con nuestros profesionales, a los que tanto les debemos. Esta actitud debe venir sobre todo desde la prevención, de la mano de nuestra responsabilidad individual y colectiva en el cumplimiento de las medidas obligatorias de seguridad y protección. Estamos en esa fase precisamente ahora y por algunos sectores de la población se están descuidando estas medidas de forma muy preocupante".

Además, sobre estos contagios entre sanitarios, afirma Repetto que "desde el inicio de la actual crisis sanitaria se han evidenciado claras deficiencias y una evidente carencia de las pruebas diagnósticas de las que disponían nuestros profesionales. Esta situación se está revertiendo y se están realizando test siguiendo unos protocolos, si bien nos gustaría que estos protocolos abarcasen a más profesionales y en más situaciones clínicas. Si entre algún colectivo tiene mayor razón de ser los PCR es entre el sanitario, que es el que está en primera línea de acción frente al virus. Si el médico se contagia porque no lo protegemos, perdemos al agente que combate la pandemia y esa es una situación que nos perjudica a todos".

Por último, el presidente del Colegio pide a la ciudadanía en estos momentos "responsabilidad, obligada pero también convencida. Que se autoimpongan las medidas de protección, que los jóvenes entiendan que no son un grupo de edad inmune, que la ciudadanía sea consciente de que, de lo contrario, ponemos en juego nuestra vida y la de todos, entre ellos nuestros seres queridos; que el ejercicio de responsabilidad más efectivo parte de cada uno de nosotros". Porque "si ese compromiso individual falla, fracasamos en el esfuerzo colectivo y las consecuencias, que ya han sido duras, serán aún más graves. Ya conocemos dónde pueden conducirnos los pasos atrás si nos relajamos en esta vigilancia".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído