Dos años de cárcel por matar de un puñetazo a un hombre en Málaga: "Se puso pesado con su hija"

El autor de los hechos deberá pagar una indemnización de 180.000 euros en 60 plazos para evitar entrar en la cárcel

El pub Churchill, en Fuengirola, donde coincidieron primero autor y víctima de los hechos.
El pub Churchill, en Fuengirola, donde coincidieron primero autor y víctima de los hechos.

Un ciudadano británico ha sido condenado a solo dos años de prisión tras causar la muerte de un vecino malagueño al que asestó un puñetazo el pasado verano en Fuengirola. Según la sentencia, que recoge Sur, el condenado tendrá que pagar también una indemnización de 180.000 euros a la familia del fallecido por un suceso calificado como homicidio imprudente.

En concreto, el visitante se encontraba en un local de copas de la Costa del Sol con su familia el 4 de agosto, donde también estaba la víctima, Mario Sauco, de 66 años. Al parecer, había bebido de más. En el establecimiento no notaron nada, pero una persona habría advertido a Mark T. de que Sauco había molestado a una de sus hijas. La sentencia no ha dado por probado que hubiera insinaciones de ningún tipo, pero lo cierto es que, cuando ya se marchó el fallecido, el condenado le fue a buscar por las calles debido a ello.

Al localizarlo, le dio un puñetazo en la cabeza, Sauco cayó al suelo y se golpeó contra la acera. No hubo, al parecer, discusión previa, sino una voluntad de no darle oportunidad de defensa. Tras ocho días en coma, finalmente murió por las lesiones cerebrales provocadas por la caída. "Matar sale muy barato. Él nos quitó a nuestro padre de la noche a la mañana", lamenta una de las hijas al citado periódico malagueño.

El juzgado ha dado la posibilidad de pagar la indeminzación en 60 mensualidades. De saltarse tres de ellas, el británico deberá entrar en prisión. La sentencia recoge también que Mark T. no tiene antecedentes penales, algo que ha jugado en su favor para no ir a la cárcel, al ser la pena inferior a los dos años y un día.

El caso guarda relación con otro suceso ocurrido en Málaga que saltó a la luz pública hace escaso tiempo. Tras presenciar el robo de un bolso, un ciudadano fue a buscar al autor de esos hechos, le dio un golpe y falleció fruto de las lesiones de la caída. Entonces, el juzgado también condenó al autor a dos años de cárcel y a una indemnización de 183.000 euros. Entonces, Vox realizó una petición económica para ayudar al condenado a pagarla. En esta ocasión, además, el abogado que ha ejercido la acusación contra el ciudadano británico es el mismo que llevó la defensa del vecino actuó tras el robo del bolso.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído