Detenido un empresario que fingió su muerte para lograr el archivo de varios procesos por estafa

Logró que el registro civil peruano reconociera el fallecimiento en 2017 mientras siguió operando en España

Un vehículo de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Un vehículo de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.

La Policía Nacional, en colaboración con la Tesorería General de la Seguridad Social, ha destapado un fraude a la Seguridad Social de más de dos millones de euros que se ha saldado con la detención de dos personas, una de ellas un varón que simuló su muerte durante tres años para continuar su actividad delictiva y conseguir el archivo de, al menos, 19 procedimientos judiciales.

Los agentes de la Policía iniciaron las investigaciones en junio de 2019 tras detectar la falsificación tanto de las altas de algunos trabajadores como de sus nóminas en distintas empresas vinculadas entre sí.

Estas empresas se dedicaban a la instalación de sistemas de telecomunicaciones y estaban gestionadas por dos personas que tenían como finalidad ser contratadas y subcontratadas por terceras empresas, a base de falsificaciones para seguir trabajando sin abonar cuotas a la Seguridad Social a fin de incrementar su margen de beneficio.

El actual gerente de estas empresas se identificó como "transitorio" y como persona designada por el anterior administrador antes de su fallecimiento, ocurrido en marzo de 2017, teniendo en su poder documentación que le permitiría la gestión total de todas las empresas junto con la esposa del ya fallecido.

A raíz de ese fallecimiento, se crearon empresas nuevas en las que figuraba como administradora la esposa del difunto, pero que dirigía y gestionaba siempre ese administrador "transitorio". Entre todas las empresas llegaron a acumular una deuda superior a los dos millones de euros y, además, permitían a un total de 253 personas el acceso indebido a autorizaciones de residencia y trabajo de ciudadanos extranjeros. También al disfrute de prestaciones públicas mediante la simulación de contratación laboral estando de alta como trabajadores.

Los investigadores pudieron comprobar que, en marzo de 2017, figuraba inscrito en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil de Perú (RENIEC) el fallecimiento del administrador de las empresas.

También comprobaron que se hallaba investigado en, al menos, 19 procedimientos judiciales en Madrid, siendo la mujer del mismo la encargada de presentar en los Juzgados el acta de defunción. Con ello conseguían el archivo de las causas pendientes, entre las que se encontraban hechos ya investigados por delitos contra la Seguridad Social.

La investigación constató que la identidad que utilizaba este administrador "transitorio" resultó ser falsa. Además, la persona que tomaba las decisiones en las empresas con los trabajadores y los contratistas desde hacía más de tres años resultó ser el propio administrador, que nunca llegó a fallecer, sino que había logrado registrar su fallecimiento ficticio para continuar su actividad delictiva en connivencia con su esposa.

Al ser localizado en Madrid, opuso resistencia para tratar de evitar su detención, ocasionando lesiones menores a los agentes. La operación ha sido llevada a cabo gracias a la habitual coordinación de los funcionarios de la UDEF de la Policía Nacional junto a la Tesorería General de la Seguridad Social, en el marco de la lucha contra el fraude a la Seguridad Social.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído