Detenido por tercera vez con un coche robado, ebrio, sin carné y por tráfico de medicamentos

El individuo, un vecino de Málaga con múltiples accidentes, portaba botes de plástico con tranquimazin, alprazolam y pregabalina

La Policía Local de Málaga, en una imagen de archivo.
La Policía Local de Málaga, en una imagen de archivo.

La Policía Local de Málaga ha detenido tres veces en 14 días a un individuo de nacionalidad española, de 44 años de edad y vecino de Málaga, con múltiples antecedentes.

El hombre ha sido arrestado como presunto autor de los delitos de hurto de uso de vehículo, contra la seguridad vial por conducir sin el permiso correspondiente, daños, desobediencia a agentes de la autoridad, robo de uso de vehículo y, en la última intervención policial, contra la salud pública por tráfico de medicamentos. También le constaba una requisitoria judicial de un juzgado de instrucción de Málaga y una denuncia administrativa por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

La tercera detención se produjo en la madrugada del miércoles al jueves 5 de agosto en calle Héroe de Sostoa, después de que policías locales lo sorprendieran justo cuando, presuntamente, estaba realizando una transacción con otro individuo, la cual finalmente no llegó a producirse al percatarse ambos de la presencia policial, lo que hizo que cada uno de ellos intentara marcharse tomando diferentes direcciones.

Los policías locales procedieron a interceptarlos e identificarlos, comprobando como el encartado portaba una pequeña bolsa de plástico en cuyo interior llevaba un bote de tranquimazin, un blíster de alprazolam y una caja de pregabalina, siendo todos ellos medicamentos tranquilizantes o ansiolíticos, así como, tal y como se pudo constatar tras efectuarle un cacheo preventivo de seguridad, 160 euros en billetes, que, al igual que los fármacos, fueron intervenidos y entregados en dependencias policiales por su presunta procedencia ilícita a raíz de la venta de las citadas sustancias.

Tres detenciones en dos semanas

La primera detención tuvo lugar sobre las 18:15 horas del jueves 22 de julio, en una actuación policial en la que policías locales también detuvieron a su hermano y a un tercer individuo que los acompañaba, como presuntos autores del robo de una furgoneta de reparto, concretamente una Citroën Berlingo, aprovechando que su conductora la dejó en marcha unos instantes con las llaves puestas mientras hacía una entrega en un restaurante de Los Prados.

Al parecer, los individuos circularon con el vehículo por la zona oeste de la ciudad, llegando a golpear y causar daños hasta a siete vehículos estacionados en calle Balazón, lo cual provocó que la furgoneta perdiese el guardabarros y la placa de matrícula delantera, además de quedar con el faro delantero izquierdo fracturado. Unos policías locales que prestaban servicio en vehículo policial se percataron de los daños que presentaba el vehículo, al que sorprendieron circulando por la Travesía de La Luz, observando como giraba hacia calle Gallito de modo negligente y golpeaba una motocicleta cuyos ocupantes salían de un estacionamiento, causando daños al vehículo.

Así, los policías municipales procedieron a darles el alto, para lo que activaron las señales acústicas y luminosas del patrulla, respondiendo el conductor, tratándose del tres veces detenido, dándose a la fuga por la avenida de Velázquez sorteando a los vehículos y rebasando en fase roja el semáforo situado en la confluencia con avenida Virgen de Belén, hasta verse obligado a detener su marcha debido a las circunstancias del tráfico.

Finalmente, salió de la furgoneta en un intento de darse a la fuga a pie, siendo perseguido e interceptado a unos 500 metros del lugar por policías locales de otra patrulla que habían acudido en apoyo.

Ebrio y sin carné

Los policías locales comprobaron que el individuo carecía de carné de conducir, atribuyéndosele la presunta autoría de un delito contra la seguridad vial por conducir careciendo del permiso correspondiente, además de otro de desobediencia a agentes de la autoridad, al que se sumó que presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Según la Policía Local, fue trasladado y se le practicó la prueba de alcoholemia en dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) de la Policía Local de Málaga, arrojando un resultado positivo de 0,43 miligramos por litro de aire espirado en la primera, y de 0,42 en la segunda, por lo que fue denunciado administrativamente.

La segunda intervención policial reciente en la que estuvo implicado el individuo tuvo lugar en la madrugada del sábado al domingo 25 de julio, en camino Arroyo Piedra Horadada, en la barriada El Cortijuelo Junta Caminos, ubicada en el distrito Puerto de la Torre, cuando policías locales localizaron un vehículo con el interio revuelto y al que le habían hecho el puente eléctrico. Las pesquisas policiales llevaron a una dotación de agentes del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga a localizar a los dos individuos que habrían sustraído el vehículo, el cual habían abandonado en el lugar con motivo de que se había parado y no lograron arrancarlo, tal y como manifestó un testigo de los hechos que los reconoció sin ningún género de dudas, resultando ser, una vez más, el individuo y su hermano.

Los agentes llevaron a cabo las gestiones oportunas para contactar con la propiedad del vehículo, que manifestó que lo había dejado estacionado unos diez días antes en calle Carril de la Chupa, no habiéndose percatado de la sustracción del mismo hasta ser avisado por los agentes, que igualmente le informaron de que sería trasladado al depósito municipal, en primera instancia, a disposición de Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído