Denuncian que Ferrovial no protege a su personal de atención al cliente en las estaciones de tren

El Sindicato Federal Ferroviario de CGT interpone una queja ante la Inspección de Trabajo para pedir a la empresa que garantice la salud de las plantillas

Trabajadores de Ferrovial, en Atocha.
Trabajadores de Ferrovial, en Atocha.

CGT denuncia que Ferrovial incumple de manera sistemática las medidas de protección marcadas por el Gobierno contra la pandemia del COVID-19, por lo ha interpuesto sendas denuncias a la Inspección de trabajo. El comité de empresa, presidido por CGT entregó varios escritos a la dirección de Ferrovial, exigiendo medidas preventivas para garantizar la salud de las plantillas.

El Sindicato Federal Ferroviario de CGT (SFF-CGT) quiere poner en conocimiento de la ciudadanía la irresponsabilidad de los actuales gestores y la insensibilidad de una dirección más preocupada por los resultados económicos que por la salud de los trabajadores, expresa en un comunicado. Los incumplimientos de esta empresa no solo se quedan en el personal que presta sus servicios en atención al cliente en las estaciones, también en los trabajadores de servicios a bordo, apuntan.

El comité de empresa ha denunciado a la empresa Ferrovial S.A. ante Inspección de Trabajo por la situación en la que tienen que desarrollar su trabajo las plantillas que prestan servicio en tierra en la estación de trenes de Atocha (Madrid), por entender que las mismas corren un grave peligro de contagio por no disponer de equipos de protección obligatorios en una situación como la que se vive en estos momentos en el país.

CGT ha venido exigiendo equipos de protección desde el mismo día en el que el Gobierno anunció que se iba a decretar el estado de alarma por alerta sanitaria, el pasado 14 de marzo, obteniendo como resultado, la dejación de funciones empresariales en materia de seguridad y salud, ya que hasta el momento la empresa no ha facilitado medios ni tampoco ha adoptado las medidas pertinentes para proteger la salud de sus trabajadores y trabajadoras durante el ejercicio de sus labores en dicha estación de trenes.

Renfe está instalando mamparas de seguridad en todos los puestos de venta de títulos de transporte, pero dentro del mismo edificio de la estación Ferrovial S.A., empresa subcontrata de Renfe, no solo no lo ha hecho, existiendo puestos de trabajo de información y atención al cliente donde las personas tienen que atender directamente al público, sino que tampoco ha dotado a los empleados y las empleadas de mascarillas, guantes, u otros medios de protección individual en estos momentos en los que son más necesarios que nunca, denuncian desde CGT.

Esta situación, según el sindicato, ha obligado a los trabajadores a dirigirse al presidente de Renfe, Isaías Táboas Suárez, para que obligue a las empresas subcontratadas, como Ferrovial S.A., a cumplir con las medidas de seguridad de sus trabajadoras y trabajadores, por entender que como empresa matriz debe velar también por la salud laboral de quienes mantienen con su trabajo un servicio ferroviario de calidad.

Desde CGT insisten en que no se puede acabar con una pandemia de estas características descuidando a las personas que prestan sus servicios en las empresas que siguen funcionando. El sindicato considera que mandar a trabajar a miles de personas sin medidas de protección, para que se contagien y puedan contagiar a su vez a familiares que cumplen con el confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno español, es fomentar el terrorismo patronal.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído