'Dejadnos ser', el manifiesto de Fakali por el desarrollo del Pueblo Gitano frente al racismo

La Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial

El antigitanismo será un delito de odio tipificado en el Código Penal. La bandera del pueblo gitano.
El antigitanismo será un delito de odio tipificado en el Código Penal. La bandera del pueblo gitano.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, en recuerdo de la Matanza de Sharpeville, ocurrida en 1960 contra manifestantes que protestaban por la aplicación del Apartheid en Sudáfrica, recuerda Fakali en su manifiesto.

"El régimen sudafricano racista y asesino ya no existe, pero por desgracia el racismo sigue campando a sus anchas en amplias zonas de nuestro planeta, mostrando diversas formas de expresión que tienen un objetivo común: señalar, discriminar, perseguir y hasta exterminar a personas que son diferentes", denuncian desde la federación.

En este sentido, apuntan que "ni siquiera los países más ricos, desarrollados y prósperos que representan eso que se conoce como 'mundo libre', están ajenos a este mal, que se ha visto reforzado ante las incertidumbres generadas por la pandemia del COVID-19, y el crecimiento exponencial del discurso de odio en las instituciones políticas, donde el odio a los grupos sociales minoritarios ha encontrado una forma de difusión y legitimación que debería preocuparnos muy seriamente a los demócratas y a quienes creemos que la justicia social y la convivencia en paz en la sociedad es posible.

Fakali explica que el Pueblo Gitano, "por desgracia", ha seguido siendo una víctima propicia para los racistas en estos últimos tiempos. El auge y crecimiento del antigitanismo en España, Europa y el mundo, en diversas facetas y ámbitos, es tan evidente que las autoridades competentes deben tomar todas las medidas necesarias para atajar esta nueva ola racista con la mayor contundencia posible.

"Lo vimos en España durante el confinamiento estricto en lo peor de la pandemia, siendo objeto de bulos, mentiras y ataques por parte de representantes políticos que llegaron a pedir la intervención del Ejército en barrios marginales de amplia población gitana. Lo hemos visto recientemente en la República Checa o Brasil, donde la violencia institucional contra los gitanos y las gitanas se ha traducido en abusos policiales, persecuciones o asesinatos".

"Lo comprobamos también hace poco en Grecia, donde una niña pequeña gitana murió aplastada por la puerta de una fábrica sin que fuera socorrida por nadie durante su agonía. Y lo vemos ahora en la guerra de Ucrania, donde las familias gitanas refugiadas de la guerra sufren discriminación a un lado y otro de la frontera de la Unión Europea", prosiguen

Por ello Fakali, en su compromiso activo en contra de toda forma de racismo y de intolerancia, condena "firme y decididamente" todos los mensajes, ideas o actuaciones que favorezcan la discriminación racial, la xenofobia y cualquier otra manifestación de intolerancia, especialmente contra nuestra gente, y reclama avanzar en materia legislativa con medidas integrales para poder combatir de manera eficaz toda forma discriminación y lograr la cohesión de una sociedad diversa e intercultural.

De esta manera, "seguimos defendiendo la dignidad de nuestro Pueblo contra todo tipo de acto discriminatorio o racista. No situamos en el lado de la igualdad, de la inclusión, del ejercicio de derechos en plenitud como ciudadanos y ciudadanas de un Estado social y de derecho, que tiene además la obligación de protegernos".

Dejadnos ser. "Podemos mostrar a la sociedad mayoritaria que somos mucho más que malas noticias recurrentes en los medios. Somos un Pueblo amplio, diverso, que a pesar de las dificultades del presente ha crecido mucho en las últimas décadas y quiere seguir haciéndolo para ejercer en plenitud y en condiciones de igualdad todos sus derechos de ciudadanía constitucionalmente reconocidos", insisten.

Como las personas que dieron su vida en Sudáfrica hace 62 años, nos mostramos firmes en esta lucha, que entendemos implica a todas las personas de bien que conforman nuestra sociedad. Ante esta ola populista que sufrimos en Europa y en el mundo, el mensaje es claro: somos un Pueblo superviviente, y seguiremos luchando contra quienes quieren vernos sometidos, oprimidos y exterminados, concluyen.

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído