CSIF exige a la Junta que contrate a más celadores para atender a los usuarios de ambulancias

La UTE que gestiona el servicio de transporte sanitario en la provincia debe por contrato hacerse cargo de estos pacientes en la ida y vuelta de casa al hospital

Operarios de ambulancias, en el Hospital de Jerez. FOTO: JUAN CARLOS TORO.
Operarios de ambulancias, en el Hospital de Jerez. FOTO: JUAN CARLOS TORO.

Los celadores de hospitales públicos de Cádiz como los de Jerez y Algeciras en pie de guerra porque no dan abasto para atender a los pacientes que entran y salen en transporte público sanitario, y los empleados del transporte público sanitario, indignados porque han de hacer de celadores. El caso es que ni Junta de Andalucía, que es quien tiene la competencia, ni la UTE que gestiona la concesión de este servicio en la provincia, resuelven el entuerto. Y es muy fácil, basta con cumplir el pliego de condiciones de la adjudicación de 73,9 millones de euros que dejó atada el Gobierno anterior.

CSIF, después de la denuncia sindical que adelantó hace unos días lavozdelsur.es, ha pedido una cita urgente con la delegada territorial de Salud de la Junta en Cádiz para "aclarar la situación de desamparo que viven actualmente los conductores de las ambulancias privadas que trabajan para los hospitales públicos de la provincia". Básicamente, la reivindicación del sindicato se basa en que el pliego de condiciones que rige el concierto con la UTE de transporte sanitario privado (que engloba a Ambulancias Barbate, Digamar y SSG) obliga a los conductores de estas ambulancias a realizar funciones de celadores, que según la definición de tal categoría laboral no les corresponde.

Los trabajadores de estas ambulancias "se sienten presionados tanto por la empresa que les contrata como por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para llevar a cabo las tareas que les son impropias. Esta situación está provocando "malestar entre los trabajadores, confusión y descoordinación y, lo que es peor, unos evidentes perjuicios a los usuarios de la sanidad pública".

Al mismo tiempo, CSIF denuncia que la irregularidad que presenta este pliego supone un ahorro en contratación de celadores por parte de la sanidad pública, en perjuicio de los usuarios y los trabajadores de las empresas privadas de ambulancias, cuya categoría laboral no recoge el traslado de pacientes dentro de los hospitales. Y para más inri, "la empresa incumple el pliego de condiciones en otros aspectos importantes, como es la falta de vehículos para asumir la gran carga de trabajo que recibe diariamente".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído