Conmoción en el Hospital por la muerte de Clavijo: "Hoy es el primer día que he visto a compañeros con EPI"

La plantilla de limpieza, a la que pertenecía el empleado fallecido por coronavirus, cuenta que era un hombre "muy querido". Sindicatos exigen más medidas de protección para este servicio esencial

Personal del Hospital de Jerez, durante el homenaje a Manuel Clavijo. FOTO: MANU GARCÍA
Personal del Hospital de Jerez, durante el homenaje a Manuel Clavijo. FOTO: MANU GARCÍA

“Te has ido en silencio, como te gustaba compañero, desde la tranquilidad que transmitías y la serenidad de una buena persona. Donde quiera que estés, debes saber que todos tus compañeros y compañeras del Hospital de Jerez se sienten orgullosos de ti y que nos has roto el corazón… no estábamos preparados para esta repentina partida”. La plantilla de limpieza del Hospital de Jerez se despide así de Manuel Clavijo, uno de los trabajadores más veteranos del servicio, con más de 30 años de experiencia a sus espaldas.

Cuando el maldito coronavirus brotó con fuerza entre los profesionales de Dermatología de Consultas Externas del Hospital jerezano, Clavijo estuvo desarrollando labores de limpieza en esta área. Hasta ocho positivos se detectaron entre el personal, médicos, enfermeros, auxiliares y el equipo de administración del servicio. Poco después le empezó a subir la fiebre a Clavijo y lo mandaron a casa. Cuando volvió al Hospital, donde llevaba trabajando desde finales de los 80 del siglo pasado, fue para ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde permaneció algo más de un mes, y de la que no pudo salir con vida.

“Estamos todos fatal, menos mal que a mí me cogió de descanso o me da algo, porque entraba a limpiarle su habitación y todos los días le hablaba”, cuenta Clotilde López, empleada de limpieza del Hospital de Jerez, en declaraciones a lavozdelsur.es. Cuando supuestamente se contagió Manuel Clavijo “no se conocía tanto del coronavirus”, señala López, quien lo conoce desde sus inicios en la empresa, a mediados de los 90. Esos días las medidas de seguridad aun no eran tan estrictas.

“Entró mal en la UCI”, recuerda Clotilde, quien asegura que Clavijo era “muy querido” entre el personal de limpieza. “No hablaba por no ofender. Nunca se le ha escuchado una palabra más alta que otra. Era muy buen compañero, por eso estamos tan afectados”, explica. “Muy noble, la palabra es esa, noble. No era hombre de discutir”. Las compañeras del servicio, el personal de cafetería, celadores, vigilantes de seguridad… nadie quiso perderse el homenaje brindado a Clavijo este domingo, que se repitió en varias ocasiones.

“Hemos tenido la enorme fortuna de conocer a una buena persona, con una gran calidad humana, educado, trabajador… pero sobre todo compañero. Las buenas personas como tú nunca mueren, siempre permanecerás vivo en nuestros corazones. Hasta siempre Clavijo, descansa en paz”, se puede leer en la carta escrita por sus compañeras, que llevaban semanas reclamando mayores medidas de protección.

Tamara García, miembro del comité de empresa, de CCOO, comenta a lavozdelsur.es que “cuando Clavijo entró en la UCI pusimos una denuncia ante la Inspección de Trabajo porque no se estaban dando las medidas de protección, pero tuvimos una respuesta ambigua”. García relata que los equipos de protección individual han llegado con cuentagotas, salvo para el personal dedicado a la limpieza de Urgencias y UCI. “El personal, en general, tiene guantes, mascarilla y poco más”, dice.

“Hoy es el primer día que he visto a compañeros entrar con un EPI, un mes y medio después de empezar el estado de alarma”, cuenta Clotilde López. Ella sí tenía porque se dedica a la limpieza de la UCI. “He contado con mascarilla, el mono entero, guantes, gafas… si no, es que no entro, lo tenía claro”, reseña. Clotilde aprendió a enfundarse el EPI viendo un vídeo sobre sanitarios que lucharon contra el ébola. “Hay compañeros que han estado en zonas peligrosas sin EPI, muy desprotegidos”, señala.

“Nunca he vivido algo así”, cuenta López, “he estado con casos de gripe A, pero esporádicos”. El coronavirus está poniendo a prueba a todo el personal, aunque en la UCI, donde limpia y desinfecta, la presión asistencial ahora es menor. Ya se dan más altas que ingresos. “Tenemos claro que la limpieza tiene que ser muy meticulosa”, dice Clotilde, que va “con mucho respeto”. “Después vengo a casa y temo pegárselo a mi marido, viendo lo que una ve en el Hospital… vas con mucho cuidado”.

Sindicatos como CSIF han reclamado, tras el fallecimiento de Clavijo, que Clece, la empresa concesionaria del servicio, realice tests de coronavirus de manera urgente a toda la plantilla para garantizar la seguridad de los trabajadores y evitar posibles contagios. “No se puede tolerar que los empleados de esta empresa sigan trabajando en estas condiciones, y con la incertidumbre sobre si son o no portadores del virus”, apunta la sección sindical.

“Desde el principio del brote, los trabajadores han contado con todas las medidas de seguridad cuando se encontraban en la denominada planta Covid-19, pero en las diferentes dependencias del centro hospitalario han estado realizando sus labores sin protección”, agrega CSIF, quien considera “imprescindible que los equipos de protección individual sean utilizados por la plantilla al completo y en todo momento para minimizar el riesgo de contagio”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído