La lucha de una teleoperadora con tres hijos pequeños para que Konecta BPO le permita conciliar

Avelina Morillo acaba de tener a su tercera hija y se reincorpora en unas semanas a su puesto de trabajo en las instalaciones de Bollullos de la Mitación, donde le niegan el traslado al turno de mañana

Una de las concentraciones de los trabajadores de Konecta tras su marcha de El Puerto. FOTO: MANU GARCÍA.
Una de las concentraciones de los trabajadores de Konecta tras su marcha de El Puerto. FOTO: MANU GARCÍA.

Avelina Morillo lleva trabajando como teleoperadora en Konecta BPO desde hace siete años, siempre en turno de tarde. Cuando dio a luz a su primer hijo, que ahora tiene tres años, pidió un traslado al turno de mañana, para poder conciliar la vida laboral y familiar, ya que su marido está como dependiente en una tienda y su horario es inamovible. “Solicité una reducción por guarda legal, que me concedieron, y el cambio al turno de mañana, que nunca me han permitido”, relata a lavozdelsur.es, “no te dan opción porque en mi contrato original el horario era de tarde, pero mis circunstancias han cambiado”.

Avelina tiene ahora tres hijos, la pequeña de apenas unas semanas, por lo que se encuentra actualmente de baja maternal. Se reincorporará en torno al mes de mayo. “Está más que justificado el traslado a otro turno”, insiste, pero siempre le contestan lo mismo: “El turno de mañana está sobredimensionado, en el momento en el que quede algún hueco te tendremos en cuenta”. “Pero no es así”, señala la empleada, que ahora que su hijo mayor está en el colegio y la mediana en la guardería, ve que cuando se incorpore “no tendré con quien dejar al pequeño”, por lo que en cuanto acabe las 16 semanas de baja por maternidad que les corresponden, volverá a solicitar a Konecta BPO su traslado a un turno que le permita conciliar vida laboral y familiar.

“Sé de personas que tienen menos antigüedad y están por la mañana”, relata Morillo a lavozdelsur.es. Ella trabaja en las instalaciones que la empresa tiene en la localidad sevillana de Bollullos de la Mitación. “Empecé en atención al cliente y cuando tuve a mi segunda hija me cambiaron de departamento”, señala la teleoperadora, que ha interpuesto dos demandas a la empresa para que le concedan el traslado de turno. “Cuando termine la baja por maternidad mandaré un escrito y expondré de forma clara mi situación una vez más”, señala, algo que hizo en anteriores ocasiones, sin éxito.

Avelina Morillo, que tiene tres hijos de tres años, 16 meses y apenas un mes, llegó a ir a juicio tras interponer una demanda por conciliación —que ha sido desestimada—, un proceso durante el que la empresa “me atacaba, juzgando mi intención de haber tenido un segundo hijo para aprovecharme y poder solicitar la mañana”. La teleoperadora señala que Konecta BPO “presentó un documento que considero que no tiene validez ninguna, donde figuraban nombres de trabajadores que se encuentran en la mañana por guarda legal, justificando así el rechazo de mi solicitud, cuando no figuran circunstancias de esos trabajadores, como por ejemplo la antigüedad o tipo de contrato inicial”.

El nacimiento de su tercera hija le hace volver a pelear por la conciliación. “Mi caso es excepcional y deberían considerarlo, ya que mi marido trabaja en el comercio con una jornada completa y un turno partido y no tiene posibilidades de trabajar por la mañana ni puede permitirse reducir más horas por circunstancias económicas, algo que se expuso también en el juicio y no se tuvo en cuenta”, explica. Por eso Avelina está pendiente de interponer una segunda demanda por sus nuevas circunstancias.

Konecta BPO tiene en Bollullos de la Mitación una plantilla que ronda las 3.000 trabajadoras, el 70% de ellas mujeres, y firmó en abril de 2019 un plan de igualdad que “se está incumpliendo en materia de conciliación familiar a día de hoy”, recalcan fuentes consultadas por lavozdelsur.es, “y sin ninguna transparencia al comité de empresa. El caso de Avelina es uno más”. La empresa, que en su página web asegura que cuenta con 65 centros de trabajo en tres continentes y más de 65.000 trabajadores en todo el mundo, presume de fomentar "un espacio laboral que proteja, promueva y apoye el completo bienestar físico, mental y social de nuestros trabajadores, analizando aspectos tan importantes como la innovación, la motivación e identificación con la compañía, y la satisfacción personal frente al trabajo bien hecho".

La compañía, que ofrece servicios de telemarketing y atención al cliente de la compañía telefónica Vodafone —anteriormente, a ONO—, decidió cerrar hace unos meses las instalaciones con las que contaba en El Puerto. Entonces, los 200 trabajadores del call center portuense recibieron un correo electrónico en el que se les informaba del traslado a Bollullos de la Mitación, donde podrían desplazarse para trabajar o, en caso contrario, aceptar su salida de la empresa. La marcha de Konecta BPO se argumentó por motivos organizativos, pero fue otro varapalo para la provincia de Cádiz en materia de empleo. La compañía es una de las más potentes del sector a nivel internacional, ya que factura unos 830 millones de euros anuales, tiene presencia en una decena de países y da trabajo a unas 15.000 personas en España, 4.500 en Andalucía.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído