Así amanece la playa de Zahara tras los botellones sin control con cientos de jóvenes sin mascarillas

"Estamos temblando por el covid", confiesan los vecinos; el Ayuntamiento de Barbate, del que depende la ELA, ha pedido refuerzos a la Subdelegación del Gobierno

El 'después' de uno de los muchos botellones que se están sucediendo este verano del covid en Zahara de los Atunes. FOTO: CEDIDA
El 'después' de uno de los muchos botellones que se están sucediendo este verano del covid en Zahara de los Atunes. FOTO: CEDIDA

Vecinos de Zahara de los Atunes, Entidad Local Autónoma (ELA) perteneciente a Barbate, han pasado de estar confinados en estado de alarma, con "secretas, militares y guardias civiles" por las esquinas, a sentirse desamparados con la llegada del verano y la llamada nueva normalidad. En un pueblo en el que en temporada baja no residen más de un millar ahora se ha multiplicado por varias cifras esa población. Si en años normales eso es un problema en aumento, no hay que imaginar mucho el temor que se vive en un mes de agosto en el que la distancia social y la ausencia de aglomeraciones deberían de ser la tónica dominante.

"Es verdad que por el día hay muchísima gente, pero se ven mascarillas y demás", cuentan vecinos a lavozdelsur.es. El problema, denuncian, llega al caer la noche, especialmente de jueves a sábado. La playa del Carmen, cuya fina arena blanca penetra hasta las calles de la pedanía, se convierte al filo de la medianoche en un macrobotellón "sin control" que acaba por la mañana con estampas como las que ilustran esta información.

"Estamos asustados por la cantidad de gente y las aglomeraciones que hay aquí, desde mediados de julio se están montando de jueves a sábado unos botellones que reúnen a 200-300 personas por la zona de la playa, repleto de jóvenes sin mascarilla y sin medidas de protección ninguna", advierten. Los vecinos afectados aseguran que han puesto estos hechos tanto en conocimiento de la junta vecinal de la ELA como del Ayuntamiento de Barbate. "No tenemos medios", se escudan. No es mentira.

https://www.youtube.com/watch?v=D_9UJ-oQc6Y

Hace ya unas semanas, el alcalde barbateño Miguel Molina (AxSí) remitió al subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, una solicitud en la que pedía un incremento en la plantilla de la Guardia Civil y mayor presencia en Barbate. El fin de esta petición era lograr un refuerzo en la fuerzas de seguridad que se encuentran en la localidad, para un mayor control y una mejor eficacia en la aplicación de las medidas de prevención establecidas para evitar el contagio de Covid-19 en la población. Esta denuncia en este medio llega justo un día después de saltar las alarmas en Atlanterra, con un positivo a unos escasos kilómetros de Zahara de los Atunes, y otro caso confirmado en la propia localidad barbateña.

"Esta petición no es nueva, puesto que ya durante el estado de alarma desde el Ayuntamiento de Barbate se reiteró a la Subdelegación de Gobierno la necesidad de más agentes en la zona", insiste Molina. Así, en el documento enviado se especifica que se vuelve a requerir mayor presencia de Guardia Civil en Barbate y sus 25 kilómetros de playas por “contextos a veces complejos, máxime dada la situación local y por tanto, que se agrava en materia de seguridad ciudadana”.

Un contexto complejo es el caso de los botellones masivos en la playa zahareña. Los vecinos se quejan de la suciedad, del ruido y, por supuesto, de la posible propagación de la enfermedad. "Tenemos miedo", dicen. Y añaden: "Encima si se les dice algo hay chavales que se enfrentan; alguien debe hacer algo. Esto está pegado al pueblo, empieza con la medianoche, y hay riadas de gente por la playa sin ningún tipo de control, estamos temblando por el covid".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído