El virólogo más prestigioso de Italia pone fecha a la tercera ola de la pandemia

"El confinamiento, cuanto antes se haga, mejor", asegura Andrea Crisanti, epidemiólogo que frenó en la primera ola la pandemia en el Véneto

Distancia social en un palacio de Turín. Autor: Gabi Breitenbach
Distancia social en un palacio de Turín. Autor: Gabi Breitenbach

Sin salud, no hay economía. Esa máxima, que parece evidente, sigue en cuestión por las autoridades sanitarias. En plena segunda ola de la pandemia de la covid, la atención se pone en la indecisión de los gobernantes políticos y en las reflexiones, teorías y vaticinios de virólogos y epidemiólogos. Andrea Crisanti es virólogo italiano conocido por frenar la pandemia en el Véneto, en el país transalpino en la primera ola de la alerta sanitaria.

Confinar las zonas de más contagios, a su modo de ver, es clave. Si se consigue ese control se podrá celebrar una Navidad con contagios bajos, pero a su juicio seguirá siendo imprescindible un buen sistema de rastreo, “de vigilancia activa”, para que otra vez no se disparen los contagios.

"Ahora son importantes los cierres para frenar la transmisión, consolidar los resultados y al final un cierre nuevo general de 3 ó 4 semanas para conseguir contagios bajos. Ningún sistema de vigilancia funciona con contagios tan grandes", ha alertado, en declaraciones recogidas por la SER.

El virólogo italiano hace sus propios cálculos teniendo en cuenta las políticas y gestiones actuales. A pesar de la vertiginosa carrera por conseguir una vacuna, los pronósticos más optimistas la sitúan a principios del año que viene. Este jueves pasado, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, hablaba de mayo. Sea como fue, serán necesarios muchos meses porque la situación no amainará de un día para otro. Y habrá que esperar para saber el grado de inmunidad y efectividad de las futuras vacunas.

"En ausencia de una vacuna —reflexiona Crisanti—, si ahora Italia pone medidas restrictivas que logran bloquear la transmisión, dentro de 4 o 6 semanas las presiones económicas y políticas para liberalizar todo serán sin precedentes, por lo que levantarán las medidas y entonces, si no han puesto en marcha un sistema de vigilancia que logre bloquear la transmisión, calculo que la tercera ola podrá darse en enero o febrero". Crisanti lo tiene claro: "El confinamiento, cuanto antes se haga, mejor".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído