Sanidad dice que las comunidades tienen "herramientas suficientes" para actuar cuando decaiga el estado de alarma

La ministra Carolina Darias asegura que las regiones pueden controlar la pandemia de covid-19 con los "instrumentos" que tienen a su alcance

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, con el presidente Pedro Sánchez en las instalaciones de la multinacional farmacéutica española Hipra.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, con el presidente Pedro Sánchez en las instalaciones de la multinacional farmacéutica española Hipra.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido en que las comunidades autónomas cuentan con "herramientas e instrumentos suficientes" tras la caída del estado de alarma, el próximo domingo 9 de mayo, para seguir controlando la pandemia de covid-19. En una comparecencia ante los medios de comunicación desde Asturias, Darias ha defendido la legislación puesta en marcha por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para afrontar la pandemia. "Los miembros del Consejo Interterritorial hemos ido poniendo medidas. Espero que cuando dejemos atrás esta maldita pandemia tengamos herramientas para seguir enfrentando posibles amenazas", ha señalado.

Una vez finalice el estado de alarma, Darias ve "fundamental" el rastreo de casos, la secuenciación "para poder aislar el virus" y la vacunación. De la misma forma, ha recordado que las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad acordaron un documento de actuaciones coordinadas, conocido como 'semáforo', que supone "una guía de actuación con medidas para llevar a cabo en función de la incidencia".

Así, ha defendido que "cuando pase el 9 de mayo hay herramientas e instrumentos suficientes". "Esperemos que las comunidades las sigan aplicando como lo están haciendo. La legislación que tenemos creemos que es suficiente y con las medidas que hemos ido tomando en el Consejo Interterritorial también", ha remachado.

El Gobierno mantiene su intención de levantar el 9 de mayo el estado de alarma y, por ello, ha comenzado ya a preparar la nueva fase que se abrirá entonces, y a analizar con los Ministerios qué medidas sociales y económicas dependen de la vigencia de este instrumento, para prorrogar vía decreto las que sigan siendo necesarias en la etapa final de la pandemia del coronavirus.

La idea del Ejecutivo es aprobar próximamente un decreto ley que permita dar continuidad a aquellas cuestiones que los Ministerios consideren que hace falta seguir manteniendo más allá del 9 de mayo. Serían medidas, en todo caso, que no necesitan que este instrumento constitucional siga vigente, ya que no tienen que ver con la restricción de derechos fundamentales.

Es el caso, por ejemplo, de la medida que se aprobó en febrero para permitir que los sanitarios jubilados pudieran volver a trabajar para ayudar en la lucha contra la pandemia, sin perder su pensión. Esta cuestión estaba ligada expresamente a que estuviera vigente el estado de alarma.

Mientras tanto, los gobiernos autonómicos también han comenzado a preparar el escenario para después del 9 de mayo y ya están planeando el marco legal que les garantice seguir tomando ciertas medidas para contener la pandemia del coronavirus, si bien algunos ejecutivos regionales reconocen la dificultad de establecer restricciones sin esta norma jurídica.

Muchos ejecutivos autonómicos han criticado la decisión de Sánchez de no prorrogar este instrumento. El Gobierno vasco, por ejemplo, ha sido uno de los más críticos y advierten de que "cada vez quedan menos días" para aclarar esta cuestión. Además, desde el PNV, formación mayoritaria en el Gobierno del País Vasco, insisten en mantener esta norma.

Andalucía, igualmente, ha lamentado que habrá una salida del estado de alarma "a la carta de cada comunidad autónoma, de lo que cada gobierno autonómico decida", porque el Gobierno de España "no ha hecho su trabajo, no ha cumplido sus deberes y obligaciones".

"El Gobierno nos tiene que dar la herramientas legales para poder tomar decisiones"

El consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, ha manifestado que la Junta de Andalucía está dispuesta a asumir "el desgaste" en la toma de decisiones tras decaer el estado de alarma el próximo 9 de mayo, pero el Gobierno central tiene que poner "herramientas legales" a disposición de las comunidades autónomas.

En declaraciones a Antena 3, recogidas por Europa Press, Bendodo ha manifestado que las comunidades están muy "expectantes" ante el pronunciamiento del Gobierno central sobre cómo se va a producir "la desescalada", esto es, ese paso del cese del estado de alarma y de los toques de queda, de manera que ha confiado en que mañana martes o el miércoles se pronuncie al respecto.

Bendodo ha criticado que el Gobierno central, ante esta situación, no haya convocado una Conferencia de Presidentes Autonómicos para abordar el escenario que se abre tras decaer el estado de alarma y pactar esa "nueva normalidad". Según Elías Bendodo, el Gobierno central puede hacer tres cosas, regular algunas cuestiones, sugerir o no hacer nada, y cuando decayó el anterior estado de alarma optó por "no hacer nada". "Y si no hace nada, las comunidades pedimos herramientas legales para poder luchar contra la pandemia desde el punto de vista de la movilidad, de cierres o de horarios, que es algo que nos tiene que autorizar el Estado", según ha apuntado Bendodo.

"Andalucía está dispuesta asumir el desgaste de la toma de decisiones, pero el Gobierno nos tiene que dar la herramientas legales para poder tomar decisiones", según ha sentenciado el consejero de la Presidencia. Respecto a la situación que se ha vivido este fin de semana en Andalucía al ser el primero con movilidad entre provincias, Bendodo ha destacado que ha habido mucha "responsabilidad" por parte de los ciudadanos porque no se han producido aglomeraciones.

Bendodo ha indicado que se han desplazado muchos andaluces a las zonas de costa, donde se ha activado la hostelería y el turismo de forma importante, pero "ha habido control y no ha habido masificación excesiva, de manera que esa llamada a la responsabilidad que se hizo desde la Junta ha surtido efecto".

Para Bendodo, la vuelta "a cierta normalidad no se debe precipitar, sino que hay que hacerlo de forma muy progresiva", sobre todo, porque es fundamental "salvar" el verano y que haya una temporada turística lo "más normal posible para salvar la economía". Ha explicado que en Andalucía ya se han puesto tres millones de vacunas y un millón de andaluces ya tienen las dos dosis "y se nota" porque la cuarta ola está siendo "muchísimo menos agresiva que la tercera", pero ello no significa que haya que relajarse y abrir todo con normalidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído