Salud defiende que en Ardales, con tasa 1.237 de contagios, solo se produjo la "junta de carnes" de la montería

Defiende que la batida de jabalíes se produjo el fin de semana en El Burgo, que no tiene cierre perimetral, e insiste en que la actividad cinegética se realizó con todas las medidas de seguridad

Un jabalí, en una imagen de archivo.
Un jabalí, en una imagen de archivo.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha defendido en las últimas horas que la celebración de una montería el pasado fin de semana en la serranía de Málaga tuvo lugar en El Burgo, con una tasa de unos 200 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que en Ardales, un municipio confinado y con restricciones a la actividad no esencial —1.237 casos por cada 100.000 habitantes notificados este miércoles—, solo se produjo la posterior "junta de carnes", que se define como la "reunión final de los asistentes a una montería, gancho o batida en el lugar adonde se llevan las reses cazadas para evisceración, control veterinario y recogida de cabezas por quienes las hayan abatido".

Según recoge Málaga Magazine, el delegado territorial de Desarrollo Sostenible en Málaga, José Antonio Víquez Ruiz, ha informado de que el pasado 30 de enero se desarrolló en El Burgo una batida de jabalíes, actividad cinegética que “cumplía con la normativa actual en materia de caza y que se desarrolló con todas las medidas de seguridad que requiere la actual crisis sanitaria provocada por el Covid 19”.

El delegado territorial, recoge este medio digital malagueño, ha mostrado su “asombro ante ante el desconocimiento manifiesto del dirigente socialista y ex delegado de la Junta”, aclarando que la caza, en su acepción de herramienta de control de poblaciones y daños, “ya fue considerada como una asimilada a una actividad esencial durante los meses en los que se declaró el estado de alarma” para garantizar el abastecimiento alimentario de la población y el mantenimiento de las cadenas de producción agroalimentario y ganadero, según el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el covid.

Por su parte, el coordinador general del Partido Popular (PP) de Málaga, José Ramón Carmona, ha pedido al secretario provincial del PSOE, José Luis Ruiz Espejo, que denunció estos hechos, que no utilice a la Junta de Andalucía "como pretexto para lanzar denuncias falsas con el único objetivo de llevar a cabo un ajuste de cuentas interno en el seno del PSOE malagueño". Así se ha referido a la denuncia del socialista respecto a una supuesta montería celebrada en Ardales, municipio con cierre perimetral, "que realmente era una batida de jabalíes en El Burgo regulada y con la autorización pertinente".

"Ruiz Espejo no se caracteriza últimamente por dar la cara ante los múltiples escándalos que salpican a su partido, pero para una vez que sale a la palestra, no lo hace por el interés general de los malagueños, sino al servicio de los intereses de su partido", ha lamentado el 'popular'. En este sentido, ha defendido que se trata de una actividad cinegética contemplada en las excepciones que plantea el Gobierno andaluz respecto a las restricciones, "por su importancia a la hora de proteger los cultivos agrícolas de la zona, en riesgo si no se controla la población de jabalíes", ha precisado el también portavoz de Agricultura del PP en el Parlamento andaluz.

En cualquier caso, ha añadido, "más allá de la confusión generada por Ruiz Espejo, lo peor es que en el PP de Málaga hemos conocido que esta denuncia viene motivada por un ajuste de cuentas de la dirección provincial del PSOE respecto al PSOE de Ardales, como parte de la tensión que los socialistas andaluces viven estos días ante la palpable crisis de liderazgo y de proyecto que sufren".

"Resulta entre triste y sorprendente que Ruiz Espejo haga declaraciones sobre este asunto y dé la callada por respuesta respecto a los escándalos o problemas de gestión de su formación, como son los casos de enchufismo en Torremolinos, la nefasta gestión de su partido respecto a la PAC o que ni él ni ninguno de sus diputados nacionales y senadores haya alzado la voz ante el hecho de que el Gobierno lleva 50 días sin tramitar ni una ayuda en Málaga respecto al Ingreso Mínimo Vital", ha resumido el dirigente 'popular'.

Según Carmona, la tercera ola del coronavirus "exige que todos los representantes públicos estemos en lo importante, y no en batallitas internas que desacreditan al socialismo". "Los afiliados del PSOE merecen algo mucho mejor que esto", ha apostillado. Por todo ello, el portavoz del PP malagueño ha exigido a Ruiz Espejo "que pida perdón por la confusión generada, que no se abone a la desinformación, como cuando tuiteó hace poco unas supuestas goteras en el Clínico que eran en un hospital de Castilla y León; y que dé la cara respecto a aquellos asuntos que sí que requieren de un golpe en la mesa por parte del socialismo malagueño y no de un silencio ominoso que sorprende a propios y ajenos".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído