El estatuto del personal del SAS sigue vigente con referencias sexistas porque "es anterior a la Constitución"

CSIF reclama ya negociaciones a la Consejería de Salud para actualizar sus funciones y adaptarlo al régimen jurídico vigente, con importancia en lo referente al modelo autonómico

Profesionales del SAS, durante una intervención quirúrgica. FOTO: Junta
Profesionales del SAS, durante una intervención quirúrgica. FOTO: Junta

El sindicato CSIF ha solicitado al consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, que se inicien con carácter inmediato las negociaciones oportunas para actualizar y adaptar los estatutos del personal del Servicio Andaluz de Salud, ya que sus funciones siguen estando reguladas por una normativa que es anterior a la entrada en vigor de la Constitución española.

En una misiva dirigida al consejero, el sindicato recuerda que la propia ley del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, en su exposición de motivos, indica que las funciones de dicho personal vienen reguladas en gran parte por estatutos preconstitucionales. Por ello, es necesario actualizar y adaptar el régimen jurídico de este personal, “tanto en lo que se refiere al modelo del Estado Autonómico, como en lo relativo al concepto y alcance actual de la asistencia sanitaria”, explica el responsable de Sanidad de CSIF Cádiz, Alberto Puyana.

Concretamente, es necesario actualizar el estatuto del personal médico, el estatuto del personal sanitario no facultativo, así como el del personal no sanitario, englobando de esta forma a todo el personal al servicio del SAS. Puyana subraya la “conveniencia de una normativa propia, derivada de la necesidad de adaptarla a las específicas características del ejercicio de las profesiones sanitarias y del servicio sanitario-asistencial, así como a las peculiaridades organizativas del Sistema Nacional de Salud”.

“Algunas de las funciones a desempeñar por los profesionales –recogidas en dichos estatutos anteriores a la Constitución- están obsoletas, como es el caso, por ejemplo, del personal Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE), o incluso son sexistas en el caso de los celadores”, argumenta Puyana. Como ejemplo, está el artículo del Estatuto de personal no sanitario, sobre las funciones de los celadores (del año 1971) que dice así: “Realizarán excepcionalmente aquellas labores de limpieza que se les encomiende cuando su realización por el personal femenino no sea idónea o decorosa en orden a la situación, emplazamiento, dificultad de manejo, peso de los objetos o locales a limpiar”. 

Igualmente, CSIF recuerda que hay otras comunidades que ya han adaptado los estatutos de dicho personal, como Castilla León y Murcia. Por todo ello, reclama al titular de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía que, de manera inmediata, se lleven a cabo las oportunas negociaciones en las mesas correspondientes para adaptar y actualizar la normativa que rige las funciones del conjunto de los profesionales que forman parte del SAS.

 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído