La pandemia no frena los sobresueldos en 'casas gratis' de los altos cargos de PP y Cs en la Junta

El Gobierno andaluz, con estado de alarma y confinamiento incluidos, ha pagado por este complemento a casi 80 políticos y altos cargos unos 900.000 euros en los nueve primeros meses de 2020

Moreno Bonilla prometió que iba a acabar si gobernaba con las 'casas gratis' para los políticos y altos cargos de la Junta.
Moreno Bonilla prometió que iba a acabar si gobernaba con las 'casas gratis' para los políticos y altos cargos de la Junta.

No se cortaba Juan Manuel Moreno Bonilla y el PP andaluz en atizar a la ex presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a la hora de criticar los “privilegios” por ofrecer sobresueldos a políticos y altos cargos de la Junta de Andalucía para que costeasen sus viviendas en Sevilla. Lo que Moreno llamaba casas gratis en la oposición, ahora el portal de transparencia del Gobierno andaluz lo denomina indemnización mensual por vivienda y alojamiento.

“Es prescindible la calidad en la educación o la sanidad, pero no es prescindible pagar la vivienda a los altos cargos o la maquinaria política que ha engrasado en torno a la Junta de Andalucía”, reprochaba el ahora jefe del Ejecutivo autonómico hace solo unos años. "Un lastre para la clase política", aseguraba que representaba este gasto, en 2017, el ahora portavoz parlamentario de Cs, Sergio Romero. Sin embargo, pronto se cumplirán dos años del autodenominado gobierno del cambio y si algo no solo no ha cambiado en este tiempo, sino que se ha incrementado con creces —en 2019 se calculó que en torno a un 60% más—, es una práctica que lleva más de dos décadas instaurada en la administración andaluza.

Si ya la Junta de Andalucía, gobernada por PP y Ciudadanos, destinó el año pasado un millón de euros –1.060.873,14 euros— a pagar un plus a sus altos cargos desplazados a la capital hispalense, este segundo año de legislatura va camino de aumentar una cantidad de dinero público que se suma a la generosa nómina que ya perciben las decenas de beneficiarios de este complemento extrasalarial. Un aumento inexplicable que se producirá con una pandemia, un estado de alarma, y tres meses de confinamiento y teletrabajo mediantes.

En total, según los datos que publica la Junta, a los que ha accedido lavozdelsur.es, en los primeros nueve meses de año la Junta ha abonado por este complemento más de 304.000 euros entre enero y marzo; 292.862 euros entre abril y junio; y 299.308 euros entre julio y septiembre pasados. En total, casi 900.000 euros de dinero público destinado a indemnizar a casi 80 altos cargos del Ejecutivo autonómico que controlan PP y Cs.

En el primer trimestre de año, como se publicó en su día y en medio de un estado de alarma activado a mediados de marzo, fueron 77 altos cargos los beneficiados, mientras que en el segundo trimestre, aún en pleno confinamiento —el Parlamento habilitó la Diputación Permamente y la primera fase de la desescalada no entró en vigor hasta el 12 de mayo—, fueron 78 altos cargos los que percibieron estas cantidades. En el tercer trimestre (el dato de julio a septiembre se ha publicado esta semana en el portal de transparencia de la Junta) la nómina de sobresueldos por este concepto ha vuelto a aumentar, alcanzando a 79 altos cargos. Hay que tener en cuenta que, hace unos años, cuando Moreno Bonilla criticaba abiertamente estas prácticas eran 56 altos cargos los beneficiados por el entonces Gobierno andaluz del PSOE.

El gasto por este complemento no ha dejado de aumentar, pese a que Bendodo habló de que pediría "máxima moderación"

Del mismo modo, también han aumentado las cantidades que se asignan. Si hace unos años el tope estaba en 1.357,72 euros al mes, ahora llegan a los 1.458,80 euros, una cantidad que, repasando algunas ofertas de los portales inmobiliarios, da para auténticos pisazos en el centro de Sevilla. Uno de los que percibe este sobresueldo es el consejero de Presidencia y mano derecha del presidente Juan Manuel Moreno, Elías Bendodo. En todos los trimestres de este 2020 ha percibido el tope máximo de 1.458,80 euros mensuales que añade a su nómina pública. Al igual que él, el vicepresidente del Gobierno, Juan Marín; el consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda; y el consejero de Economía, Rogelio Velasco, también son fijos en estos listados, percibiendo el máximo que ha fijado el Ejecutivo andaluz para indemnizar a sus altos cargos por tener que desplazarse a Sevilla.

Otros máximos responsables políticos en el organigrama de Moreno Bonilla que también cobran estos ‘extras’ son la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, o la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, aunque con cuantías variables (entre los 1.286,39 y los 1.458,80 euros mensuales). Viceconsejeros, el director gerente del SAS, la directora de Comunicación, directores generales, secretarios generales… son casi 80 los cargos que vuelven a figurar en el listado que trimestralmente publica la Junta sobre unas ayudas que el PP siempre cuestionó en la oposición —también Ciudadanos— pero que en lo que va de legislatura solo va en aumento.

Algo extraño porque unos años antes, en 2017, la secretaria general del PP Andaluz, Loles López, incluso condicionó la negociación de los presupuestos autonómicos si estos eran "beneficiosos para los andaluces, contemplan la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ‘blindan’ los presupuestos de Sanidad y Educación, y acaban con los privilegios de las viviendas para altos cargos y los cargos políticos del SAS". Hace ya unos meses, Elías Bendodo, al ser cuestionado por la prensa por este asunto de las 'casas gratis', aseguró que "pediré la máxima de las moderaciones evidentemente, pero —las ayudas al alquiler— a las personas que se tengan que desplazar de otras provincias, se deberían mantener".

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído