¿Se pueden devolver las dietas como pide Teresa Rodríguez?

Desde el Parlamento de Andalucía explican que se confunden los términos de dietas e indemnizaciones para el cumplimiento de sus funciones. Las primeras sólo se cobran cuando se acude al Parlamento, las segundas son independientemente de la actividad

Teresa Rodríguez, en el Parlamento andaluz.
Teresa Rodríguez, en el Parlamento andaluz.

No se trata de un debate nuevo. De hecho, desde que Teresa Rodríguez llego al Parlamento, es bastante recurrente. Ella misma bromeaba en sus redes sociales esta semana sobre lo jartible que es con este tema. Esta misma semana, Rodríguez proponía donar las dietas de enero – mes en el que apenas hay actividad parlamentaria – para contratar sanitarios.

Como decimos, no es la primera vez que la parlamentaria gaditana pone este debate encima de la mesa. Lo hizo cuando estaba en Podemos, también en la coalición de Adelante Andalucía compartida con Izquierda Unida y ahora como diputada no adscrita. De hecho, en 2017, militando en Podemos, presentó una iniciativa para reformar el Reglamento de la Cámara en esta cuestión. Fue rechazada por Ciudadanos, PSOE y Partido Popular.

Más recientemente, cuando Rodríguez fue madre, también intentó devolver al Parlamento las cantidades percibidas durante los meses en los que estuvo de baja, pero su propuesta también fue rechazada. Sobre esta última petición, Adelante Andalucía asegura que aún no ha recibido respuesta. Las cantidades a las que se refiere Teresa Rodríguez oscilan entre los 500 y los 2.500 euros mensuales, según el cargo que ocupe el parlamentario y la distancia de su domicilio habitual. Pero, ¿pueden realmente los diputados devolver lo que perciben?

Los términos importan

Lo primero que hay que dejar claro es que a lo que se refiere Teresa Rodríguez como “dietas” en realidad no son tal. Las fuentes consultadas por lavozdelsur.es en el Parlamento de Andalucía explican que, en realidad, el planteamiento de los diputados no adscritos es sobre las indemnizaciones para el cumplimiento de sus funciones.

En concreto, este hecho viene desarrollado en el artículo 8.1 del Reglamento del Parlamento de Andalucía donde se estipula que “los miembros de la Cámara tendrán derecho a las retribuciones fijas y periódicas, así como a las ayudas e indemnizaciones por gastos, necesarias para poder cumplir eficaz y dignamente sus funciones”.

Desde el Parlamento señalan que las dietas, propiamente dichas, en el mes de enero, durante el parón de la actividad parlamentaria, sólo las cobran “los diputados que asistan a reuniones de la Diputación Permanente”. Este supuesto también es válido si se convocara alguna sesión extraordinaria de Pleno o Comisión y los diputados tuvieran que desplazarse. Las fuentes parlamentarias diferencian ambos conceptos, las dietas se cobran cuando se asiste al Parlamento y las indemnizaciones se perciben todos los meses, independientemente de la actividad política de la Cámara.

Sin embargo, el Reglamento del Parlamento de Andalucía no establece que haya una imposibilidad para devolver las cuantías que pretende Teresa Rodríguez. Esto podría hacer pensar que la decisión de rechazar las solicitudes de Rodríguez para la devolución de este dinero por parte de la Mesa – órgano rector de la Cámara y con poder de decisión cuando el Reglamento no establece algo de forma clara – pudiera ser totalmente discrecional.

Desde el Parlamento de Andalucía explican a este medio que la decisión de la Mesa, en el ejercicio de sus funciones rectoras, “se basa en el principio de irrenunciabilidad de las retribuciones”. Esto se sustenta en un informe realizado por el Jefe de Servicio de Asuntos Generales y Gestión de Personal del Parlamento de Andalucía, el encargado de las retribuciones.

La visión de Rodríguez contra la de Susana Díaz

Este martes, Teresa Rodríguez intervino en el programa de Cuatro ‘Todo es Mentira’, donde calificó estas cantidades de “sobresueldos en B” y lo cifraba en más de millón y medio de euros al año, entre todos los parlamentarios que se cobran “cuando no se desplazan y no se alojan”. Además, acusó al resto de grupos políticos de decir que “no” sistemáticamente a los intentos de reforma del Reglamento propuestos desde 2015 que pretendían que los gastos se justificasen con facturas.

En el plató, como tertuliana, estaba Susana Díaz, expresidenta de la Junta y con muchos años de experiencia como diputada en el Parlamento de Andalucía. La hasta hace poco líder del PSOE fue bastante dura con los planteamientos de Rodríguez, hasta el punto de que la líder de Adelante Andalucía definió el encuentro como revival de los debates parlamentarios que habían tenido anteriormente. Recordó a “con el PSOE de Susana Díaz, ni muerta”. Díaz dejó claro que ni lo deseaba, ni los añoraba.

Sin embargo, la senadora socialista quiso ser tajante en su posición, “en el Parlamento de Andalucía no se cobra en B, la Intervención General no comete ninguna irregularidad”, en referencia a las palabras de Rodríguez con las que quería ejemplificar que esas cantidades no están bajo el control de Hacienda.

El discurso de Díaz fue muy similar a lo que desde el Parlamento de Andalucía se le ha explicado a lavozdelsur.es. La expresidenta señaló que la indemnización por el cargo y la dieta “son dos cosas diferentes”. Además, se expresó a favor de cobrar estas indemnizaciones al no considerar que en enero se estuviera “de vacaciones”.

“Creo que hay que trabajar, no comparto la frase de que los diputados en enero no trabajan”, continuó Susana Díaz. La actual senadora socialista, además, invitó a Rodríguez a “no pasar el kilometraje” después de asegurar que los gastos de gasolina se pueden devolver. Algo que negó la diputada gaditana.

Sobre el autor:

Emilio Cabrera

Periodista.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído