Sánchez consigue la unidad de los presidentes autonómicos para hacer frente a la crisis por la guerra

Todos respaldaron un documento con cuatro puntos, aunque presidentes del PP, con Ayuso a la cabeza, mostraron disconformidad en algunos temas

Foto de la Conferencia de Presidentes, con la excepción de Pere Aragonès.
Foto de la Conferencia de Presidentes, con la excepción de Pere Aragonès.

La Conferencia de Presidentes celebrada este domingo en La Palma se saldó con una "mini" victoria de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, al conseguir el respaldo de los presidentes autonómicos y una unidad completa contra "la invasión de Putin" y la forma de hacer frente a la crisis económica y humanitaria que ya está teniendo efectos en el país.

La reunión contó con la presencia de todos los presidentes regionales del país, algo que no es habitual debido a las habituales ausencias del president de la Generalitat. Esta vez, Pere Aragonès acudió como uno más, aunque luego evitó la 'foto de familia' con Pedro Sánchez y el resto de sus homólogos. Especial relevancia tuvo el papel de Alberto Núñez Feijóo que, aunque fue en calidad de presidente de Galicia, fue tratado, según varios presidentes del PP, como nuevo líder de la oposición, tanto por los propios populares como por socialistas y nacionalistas. El propio presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, aseguró que Feijóo fue "artífice en gran medida" de lo firmado.

En concreto, en la Conferencia, todos los presidentes sucribieron un documento compuesto por cuatro puntos: respaldar al Gobierno de España en su posición ante el próximo Consejo Europeo que se adopten medidas para lograr una rebaja de los precios de la energía; impulsar la ejecución de los fondos europeos por parte de todas las Administraciones públicas; gestionar de forma coordinada la acogida de refugiados ucranianos que permita canalizar la ola de solidaridad que sienten los españoles hacia los ucranianos que llegan a España huyendo de la guerra y poner en marcha el Plan nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra de Ucrania en España.

Las voces disonantes

Pese al acuerdo total de los presidentes autonómicos, al finalizar la reunión hubo algunos, del Partido Popular, que no mostraron una satisfacción plena por el consenso alcanzado. La principal nota disonante, como viene siendo habitual, no fueron los presidentes nacionalistas, sino Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Ayuso decidió tirar de 'trumpismo' para atacar al Gobierno de España.

En esta ocasión, su argumento fueron los 20.000 millones que el Gobierno de Pedro Sánchez va a aplicar en políticas de igualdad durante los próximos cuatro años, como anunció Irene Montero. El ejercicio de demagogia de Ayuso se basó en solicitar que esa cuantía se destinara a financiar la subida de precios. Aunque la presidenta madrileña no lo mencionó - e Irene Montero en su momento lo explicó muy mal - esos 20.000 millones son compartidos por varios departamentos ministeriales e incluye partidas como la educación gratuita de 0 a 3 años o los permisos de paternidad, maternidad y lactancia para favorecer a la conciliación.

Moreno Bonilla, en algunas cuestiones, coincidió con Ayuso, aunque con un discurso menos beligerante. La crítica de Moreno durante la semana, y también una vez finalizada la Conferencia de Presidentes, fue a la falta de concreción de las medidas que se van a adoptar. La principal preocupación del presidente de la Junta de Andalucía es la acogida de refugiados ucranianos. Moreno ha solicitado un fondo para financiar la acogida y datos sobre la cantidad de personas que corresponden a cada comunidad, "queremos saber cómo se van a establecer los cupos, cómo se les va a derivar a las comunidades autónomas y cómo se van a gestionar y cómo se van a financiar las plazas".

Los líderes del Partido Popular también han incidido en la bajada de impuestos para la energía y los carburantes. En el documento oficial salido de la reunión no se menciona ningún acuerdo de este tipo, aunque Pedro Sánchez se ha abierto a explorar esta circunstancia para hacer frente a los precios actuales.

La participación más llamativa ha sido la de Pere Aragonès. A pesar de ello, él se ha encargado de asegurar que su presencia en la reunión era excepcional por la situación de Ucrania y ha insistido en la mesa bilateral. Al margen de esto, Aragonès salió medianamente satisfecho con la reunión señalando que se trataba de un pacto de mínimos, "todo lo que es mínimo todavía tiene margen de mejora, todavía no es suficiente y se deberá concretar en los próximos días".

Sobre el autor:

Emilio Cabrera.

E. C.

Periodista.

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído