"Las violaciones de derechos humanos no le gustan a nadie, pero nosotros vendemos barcos militares desde hace 300 años"

Trabajadores de Navantia en las últimas movilizaciones. FOTO: EFE.
Trabajadores de Navantia en las últimas movilizaciones. FOTO: EFE.
El ejecutivo de Angela Merkel ha tomado medidas inmediatas para sancionar a Arabia Saudí tras conocer el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de este país en la capital turca. La monarquía árabe había asegurado días atrás que el periodista había muerto en su consulado "en una pelea a puñetazos", un argumento poco creíble que la comunidad internacional no consideró y que días más tarde, según las fuentes facilitadas por los medios internacionales, cambió. Según la información falicitada por la agencia Reuters, la última versión oficial, que solicitó el anonimato, afirma que "los 15 individuos enviados a por Khashoggi le amenazaron con drogarlo y secuestrarle y le mataron estrangulándole cuando éste se resistió a gritos. Un miembro del equipo se puso la vestimenta del muerto y salió del consulado para dar apariencia de que lo había abandonado". Algo que coincidiría con la primera versión del ejecutivo saudí, para luego "enrrollar en un alfombra su cuerpo y entregarlo a un cooperante local". Los investigadores del país otomano, por su parte, señalan que Khashoggi fue drogado y despiezado vivo el 2 de octubre, ordenado por la cúpula de palacio. Son varios ya los países de la Unión Europa, junto a Alemania, que han paralizado la venta de armas a la monarquía árabe ante la gravedad de estos hechos. El gobierno alemán, además, ha instado a que España lo haga, en vista de los últimos acontecimientos. "Solo si todos los países europeos están de acuerdo se logrará causar impresión en el Gobierno en Riad. No tendrá ninguna consecuencia positiva si nosotros paramos las importaciones de armas pero otros países al mismo tiempo llenan ese vacío", ha asegurado el ministro de Economía del país teutón. Sin embargo, el Gobierno de Pedro Sanchez se distancia de las versiones de Reino Unido, Francia y Alemania, entre otros países, guardando silencio y asegurando que comparecerá este próximo miércoles, a petición de Podemos y de ERC, para explicar su postura al respecto. Los trabajadores de Navantia, según han asegurado a EFE, están preocupados por la situación diplomática con el país saudí. Las reacciones del ejecutivo de Pedro Sánchez, si son favorables a sus socios europeos, conllevarían probablemente la cancelación de la carga de trabajo para los astilleros de la Bahía de Cádiz, que con la construcción de las cinco corbetas para Riad pretende tener carga de trabajo para varias miles de personas hasta 2022. Desde hace meses colectivos en defensa de la paz y de los derechos humanos como Pro Derechos Humanos Andalucía, Greenpeace, Amnistía Internacional o Unicef han sancionado la venta de armamento a Arabia Saudí por vulnerar continuamente los derechos humanos y por ser el causante de la muerte de miles de civiles en la guerra que este país lidera, en coalición con otros países árabes, contra su país vecino Yemen. El Ministerio de Defensa ejercerá de anfitrión en una visita del gobierno saudí a Navantia esta misma semana. Según asegura Canal Sur, esta visita se mantendrá y el Gobierno no prevé ninguna reacción hasta que "toda la comunidad internacional se pronuncie". El propio Presidente del Gobierno norteamericano, Donald Trump, se ha sincerado reconociendo que no está satisfecho con la versión del gobierno saudí pero que no cancelará la venta de armas a Riad porque si no vende ese armamento Estados Unidos lo hará cualquier otro país.

"Es nuestro pan, lo que nos da de comer"

El presidente del comité de empresa del astillero de Navantia en San Fernando, donde supuestamente comenzarán la construcción de las cinco corbetas que Arabia Saudí ha encargado a España, Jesús Peralta, ha asegurado que el Gobierno español tiene claro que el contrato debe seguir adelante y que "si en algún momento el contrato peligra, los trabajadores responderán de inmediato, hay en juego muchos puestos de trabajo para la Bahia de Cádiz". Para Peralta, los trabajadores de Navantia "están recelosos de lo que pueda ocurrir" y con respecto a la reacción del Ejecutivo de Sánchez frente a las reacciones de la comunidad internacional señala que "entendemos que las violaciones de los derechos humanos no le gustan a nadie, pero nosotros vendemos barcos militares desde hace 300 años, es nuestro pan, lo que nos da de comer".

Iglesias pide acabar con la venta mientras 'Kichi' prioriza la carga de trabajo

"Lo que llevamos tanto tiempo diciendo desde Unidos Podemos ahora lo dice también Alemania: los países de la UE deben dejar de vender armas al régimen saudí. El miércoles le exigiré una vez más al presidente del Gobierno que nuestro país cumpla con este mandato ético y democrático" ha comentado Pablo Iglesias a través de Twitter. Por su parte el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique ya asegurado que "sabíamos que era una teocracia asesina que viola los derechos humanos, pero la noticia del asesinato de este periodista hace que la situación se agrave mucho más".

Sin embargo, la semana pasada, según informaba lavozdelsur.es, José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz y miembro de Podemos, junto al resto de grupos políticos presentes en el pleno de la Diputación de Cádiz, con la abstención de IU y con el voto en contra de Ganemos Jerez, apoyaron una propuesta de la presidenta de Diputación Irene García en apoyo a la industria naval de la Bahía y en concreto a los contratos que el ejecutivo de Sánchez cerró, parecía que de manera definitiva, varias semanas atrás tras dar marcha atrás a la intención de Margarita Robles de cancelar la venta de 400 bombas a Riad.

'Kichi' ha sostenido en reiteradas ocasiones la carga de trabajo frente a la sanción diplomática, como sostuvo en una de sus últimas declaraciones en las que instaba a que "nadie nos obligue a decidir entre defender el pan o la paz". El contrato de las cinco corbetas de Navantia para Arabia Saudí está valorado en 1.800 millones y supone, según el ejecutivo, 6.000 empleos directos e indirectos durante cinco años.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído