La Junta suspende 24 horas después la mitad de las ayudas de 500 euros a cada empleado por "un problema jurídico grave"

Culpa al Gobierno de España por no aclarar los procedimientos para la entrega de sus subvenciones y evitar así que se solapen, por lo que hasta que no se conozcan solo activará una primera línea de 372 millones, frente a los 732 anunciados

Un camarero en una imagen de archivo.
Un camarero en una imagen de archivo. MANU GARCÍA

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha explicado en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que existe "un problema jurídico grave" para tramitar la mitad de las ayudas anunciadas a bombo y platillo 24 horas antes. El llamado Segundo rescate andaluz, oficialmente el Acuerdo Andaluz de Medidas Extraordinarias en el Marco de la Reactivación Económica y Social, ha visto enfriada sus expectativas por parte del propio Gobierno de la Junta. Así, de los 732 millones anunciados, pondrá en marcha una primera línea de 372. 

Marín ha reprochado al Gobierno central que "se ha lavado las manos" con las ayudas directas para los sectores afectados por la crisis ocasionada por la pandemia de coronavirus, al tiempo que ha defendido que el Gobierno andaluz "ha hecho su trabajo al 100%" con el primer paquete de ayudas aprobadas en Consejo de Gobierno, que asciende a 372,2 millones de euros. Marín ha exigido al Gobierno, en la rueda de prensa posterior de la reunión del Consejo de Gobierno, que determine los requisitos de justificación de las ayudas de los beneficiarios, que ha señalado como el requisito previo para que la Junta de Andalucía pueda dibujar el resto del calendario de subvenciones que prevé aprobar hasta completar un total de 732 millones de euros. El problema, así, es que una misma empresa reciba dos ayudas diferentes que se solapen, un efecto indeseado porque generaría dudas sobre si son legítimas o no en muchos casos, ya que tener una serie de requisitos para recibirlas implica que si ya hay una ayuda mediante, éstos posiblemente no se cumplirían al haber recibido ya un auxilio económico.

"Esto no va de confrontación", ha argumentado Marín en su insistencia en trasladar al Gobierno la definición de "la compatibilidad de las ayudas", que ha sustentado en el hecho de la posterior justificación, con fórmulas como "una declaración responsable u otro procedimiento". "Llegan tarde y mal", ha sostenido el vicepresidente de la Junta y consejero, quien ha recordado que la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, situó la llegada de las ayudas directas en junio o julio. El vicepresidente de la Junta ha advertido de la circunstancia de "poner en marcha todas las ayudas sin saber cómo justificar y luego tener que mofidicar el decreto en una semana", por lo que ha insistido en conocer si las ayudas de Gobierno y Junta "van a ser complementarias", mientras que ha recordado que en la reunión del Consejo de Gobierno el consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha informado que "tenemos hasta el día 9 para firmar el convenio, y saber cuánto y cómo", por lo que ha hablado de "caramelo envenenado" para aludir a las subvenciones pendientes de recibir del Gobierno.

El vicepresidente de la Junta ha sostenido que los 372,2 millones en subvenciones aprobadas este martes, el 50% del total, son "las únicas ayudas que de forma directa podemos aprobar en este plazo", por lo que ha instado al Gobierno a que "aclare los requisitos de los fondos a las comunidades autónomas" ante la advertencia reiterada que ha hecho de "no caer en el error de que con las ayudas luego sean los propios beneficiarios los perjudicados por ser incompatibles".

"Cuanto antes nos notifique el Gobierno podremos conceder el resto de ayudas", ha sostenido Marín, quien ha expresado su deseo al afirmar que "esperemos que en estos días se acelere" el ritmo del Gobierno de aprobación de ayudas y de las condiciones de justificación exigidas a los beneficiarios. En su tesis de que "el Gobierno se ha lavado las manos", los reproches de Marín hacia el Ejecutivo central se han encaminado a poner de manifiesto que "ha dejado en manos de las comunidades autónomas las ayudas programadas, más las que después nos llegarán, que no sabemos cuando literalmente". Marín, quien ha trasladado que si el Gobierno andaluz aprobase "todas las ayudas colapsaríamos el sistema", al tiempo que ha previsto que el Gobierno andaluz, que ha anunciado la contratación de 35 robots, de software informático para la gestión de las 60.000 solicitudes que prevé recibir para el paquete de ayudas aprobadas este martes, prevé invertir "dos, tres meses como máximo" para la resolución de las solicitudes que reciba.

El vicepresidente de la Junta ha explicado que el primer paquete de ayudas del Gobierno andaluz se nutre con fondos propios, denominado presupuestariamente "el servicio autofinanciadas", y con fondos de la UE y ha afirmado que "no hemos detraído fondos" de otras partidas presupuestarias. Marín, quien ha sostenido que "hasta ayer (el lunes) no se cerró el acuerdo con sindicatos y patronal para saber la cantidad exacta que íbamos a disponer" y que "el personal técnico ha estado trabajando hasta este mañana para poner en circulación estas ayudas", ha insistido que "el procedimiento administrativo para conceder las ayudas puede llegar a colapsar una Administración", por lo que ha esgrimido la necesidad de "hacerlo de forma gradual".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído