El candidato de Compromiso por Europa en el Parque de los Perdigones de Sevilla. FOTO: R.S.
El candidato de Compromiso por Europa en el Parque de los Perdigones de Sevilla. FOTO: R.S.

El exalcalde de Burjasot Jordi Sebastià (Valencia, 1966) es el candidato de Compromiso por Europa, una “cooperativa política” que agrupa a la izquierda territorial donde Compromís, coalición valencianista a la que pertenece este periodista en excedencia, es la locomotora de esta entente electoral en la que participan Chunta Aragonesista, Nueva Canarias, Mes de Baleares, En Marea de Galicia y los partidos andaluces Izquierda Andalucista e Iniciativa del Pueblo Andaluz,  quienes se han marcado como objetivo que la agenda andaluza tenga voz en Bruselas.

Recién llegado del debate electoral de TVE, Sebastià, que ya ha sido eurodiputado en esta legislatura que termina, ha aterrizado en Sevilla para presentar la coalición en territorio andaluz, de la mano de los grupos andalucistas integrados en la coalición progresista, y subrayar que la defensa de la diversidad lingüística y territorial, así como la lucha contra la exclusión social y el cambio climático serán los ejes políticos de Compromiso por Europa, formación a la que las encuestas le otorgan un euroescaño, aunque sus integrantes esperan que sean dos para multiplicar las voces de la España periférica en Bruselas.

¿Qué diferencias tiene Compromiso por Europa con Unidas Podemos?

Podemos no está en el grupo de Los Verdes, nosotros sí. Si se tiene una sensibilidad más ecologista, Unidas Podemos no la tiene. De hecho, en el grupo de la Izquierda Unitaria -grupo parlamentario donde se integra Unidas Podemos en la Cámara europea-, la descarbonización de la economía levanta muchas ampollas. Nosotros lo tenemos claro, pero ellos tienen un sentido obrerista un poco demodé. Lógicamente, los mineros necesitan compensaciones pero hay que acabar con las minas de carbón porque están produciendo un combustible contaminante y pernicioso. Otra diferencia es que nosotros tenemos una visión mucho más plural de lo que es Europa.

¿No ha sido posible una coalición con Unidas Podemos para no fragmentar más el voto progresista que hay a la izquierda del PSOE?

No está claro que juntos sumemos más. La experiencia de Podemos e Izquierda Unida te demuestran que no suman más. De hecho, IU obtuvo seis eurodiputados en 2015 y Podemos sacó 5, mientras que ahora ninguna encuesta les da más de ocho escaños a los dos partidos en coalición. Podemos es un fenómeno electoral mediático que tiene poco que ver con nuestras formaciones, con bases muy sólidas y muy enraizadas en el territorio. Yo soy muy escéptico con Podemos, su aportación política ha sido muy escasa.

A Compromís la suma con Unidos Podemos en 2015 le hizo tener hasta cuatro diputados en el Congreso, más que nunca en la historia de su formación, mientras que ahora, que se han presentado en solitario, sólo tienen un escaño. ¿A Compromís sí que le ha funcionado la suma con Podemos, no?

Las últimas elecciones generales han sido en clave estatal y con miedo al monstruo de Vox, alimentado por los medios de comunicación, y Compromís ha salido perdiendo, es cierto. Si las elecciones se hubieran planteado de otra forma, los resultados hubieran sido mejores. Yo soy partidario de reforzar el proyecto de Compromís por sí solo.

¿Qué beneficios puede tener un andaluz si vota a un valenciano para que lo represente en el Parlamento Europeo?

Como dije el otro día en Aragón, no hace falta ser aragonés para ser aragonesista, de la misma manera que no hace falta ser andaluz para ser andalucista. Somos la voz de los partidos andalucistas y vamos a ser la voz de los andaluces en Bruselas sin necesidad de pasar por Madrid. Ya hemos trabajado temas andaluces sin tener de referencia a partidos andaluces, así que ahora vamos a trabajar mucho más por Andalucía.

¿Tiene voluntad de continuidad la coalición Compromiso por Europa más allá de las elecciones europeas?

Hablo a titulo personal, pero a mí me gustaría usar esta plataforma de Compromiso por Europa para coordinar todas estas fuerzas a niveles que vayan más allá, por qué no habilitar un espacio de trabajo común de cara al Senado y el Congreso. A mí me parecería una idea muy atractiva e interesante.

Cómo se combate a la extrema derecha

Cambiando el modelo económico de la Unión Europea, volviendo a esa raíz de Europa social que nunca se ha llegado a desarrollar y construyendo una Europa de las personas y no de los mercaderes. La gente tiene que sentir que se siente apoyada y que la UE sirve para algo y ahora eso no está ocurriendo. El 23% de europeos que viven en la pobreza, y que ven que la UE no les asiste, es pasto para la extrema derecha.

Jordi Sebastià con Pilar Távora, portavoz de Izquierda Andalucista, en Sevilla. FOTO: R.S.

¿Qué mensaje está enviado el auge de la extrema derecha a la UE?

El brexit y el auge de la extrema derecha es el termómetro del fracaso de la UE. La UE no es consciente de que no puede dejar de avanzar, hay que integrar cada vez más. La extrema derecha es también el refugio de la falta de fe en la UE.

¿La Unión Europea está lejos o cerca?

El acuerdo firmado en 2016 entre la UE y Sudáfrica, que permite la entrada de la naranja sudafricana sin tasas, ha sentado fatal en Valencia. La crisis ha sido tal en el País Valenciano que a mí me ha facilitado mucho para poder explicarle a los agricultores que lo que se vota en Bruselas les afecta.

Es curioso que los agricultores, sector que tradicionalmente ha sido muy de derechas, ahora vean sus intereses defendidos por los progresistas y atacados por  gobiernos de derechas.

Sí, pero tenemos un riesgo. Todo el campo francés vota a Marine Le Pen y el campo británico, votó mayoritariamente a favor del brexit. Es decir, la extrema derecha se ha acogido a las zonas rurales con un discurso simplón pero cierto, es verdad que están maltratadas por la política agraria común y los acuerdos comerciales. Las políticas de la UE abonan el terreno de la extrema derecha. Es terrible.

¿Qué medidas más urgentes cree su coalición que deberían aprobarse en la UE?

La renta mínima europea, que es un parche pero es necesario para evitar las bolsas de pobreza y marginación. Urge también armonizar fiscalmente y poner impuestos europeos a las industrias contaminantes y a las transacciones especulativas de capital para evitar paraísos fiscales internos. Y con ese dinero recaudado se debe diseñar un plan de empleo verde para luchar contra el cambio climático. Otra urgencia es una directiva contra la violencia de género, en Europa una de cada tres mujeres sufre violencias machistas.

Una de las grandes quejas de los jornaleros del campo y el mundo rural andaluz es que la política agraria común fomenta la despoblación de los pueblos, el desempleo, la no producción y condena a la población rural a la dependencia del paro agrícola, popularmente conocido como el PER. ¿De qué manera se podría dar un giro radical a esta política agraria para que beneficiara a los trabajadores del campo y no a los grandes propietarios?

Cambiando la política de subvencionar el número de hectáreas y hacerlo a la producción. La UE está patrocinando a los agricultores de salón como el duque de Alba. En esta próxima legislatura se va a revisar la política agraria común y los primeros documentos, enviados por la Comisión Europea al Parlamento, pintan mal; por eso es muy importante que haya eurodiputados valientes para poder afrontar esta guerra a partir de septiembre.

¿Qué relación tienen PP y PSOE en el Parlamento Europeo?

Es donde más veces votan conjuntamente y donde sus diferencias menos se notan. En el 65% de las veces votan lo mismo. El PSOE, de vez en cuando, usa una estrategia un poco insultante que es abstenerse a lo que proponen los conservadores y liberales. Se abstienen en el veto de armas a Sudáfrica, se abstienen en el veto a los motores diésel, se abstienen en los acuerdos comerciales…se abstienen y consiguen que las medidas antisociales del Partido Popular Europeo salgan adelante.

 

 

 

 

 

 

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído