Hubo 'bombero torero' en Constantina: el PP impone su fuerza frente a Cs en la Junta

La presidenta de Cermi Andalucía, Marta Castillo, exige la suspensión inmediata de todos estos espectáculos ya que son "inadmisibles por resultar denigrantes, burlescos y fomentar la mofa"

'Bombero torero', este pasado domingo en la plaza de toros de Constantina, en Sevilla. VERÓNICA PÉREZ
'Bombero torero', este pasado domingo en la plaza de toros de Constantina, en Sevilla. VERÓNICA PÉREZ

Hay quien incluso habla de humillación a la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz (Cs), pero lo que sí queda claro es quién manda en la Junta de Andalucía. Si una semana antes, en Baza, se suspendió el espectáculo cómico-taurino del bombero torero a instancias de Igualdad, que anunció además que remitiría cartas a todos los ayuntamientos pidiendo esta cancelación, Constantina, en Sevilla, celebró este pasado domingo uno de estos controvertidos shows, bajo el amparo de la Delegación del Gobierno de Sevilla, dependiente de Presidencia, en manos del PP

Y no solo eso. La propia presidenta provincial del PP sevillano, Verónica Pérez, acudió con su familia al evento en el pueblo sevillano. "Ejercicio de libertad y respeto en familia. Hoy —ayer, para el lector— en la plaza de toros de Constantina. Viendo el espectáculo Cómico Taurino", escribió junto a la publicación de varias fotos.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (Cermi Andalucía) ha pedido a la Junta de Andalucía, a través de una carta enviada a su presidente, Juan Manuel Moreno, que suspenda la celebración de espectáculos cómicos taurinos en el que participan personas con acondroplasia por atentar contra la dignidad e imagen de las personas con esta discapacidad.

Cermi Andalucía ha lamentado la celebración este pasado domingo de un evento de este tipo en Constantina y ha expresado su rechazo a la autorización concedida por la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior, a través de la Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla, y el apoyo del Ayuntamiento a este espectáculo, que vulnera el cumplimiento de muchos preceptos y artículos de normativas autonómica, nacional e internacional sobre discapacidad y derechos humanos, según ha puesto de manifiesto en una nota.

El movimiento andaluz de la discapacidad ha remitido una carta al presidente andaluz en la que le traslada los preceptos y artículos de leyes vigentes contrarios a este tipo de eventos, como la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que insta a las instituciones a tomar las medidas oportunas para evitar actos que constituyan una discriminación de estas personas, así como las sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional, que anteponen ante todo la garantía de la dignidad de las personas por encima de cualquier otra consideración.

Las entidades que representan a la discapacidad en Andalucía consideran que para la celebración de estos espectáculos no puede argumentarse que se trata de una práctica expresión del derecho al trabajo y a la libre elección de profesión u oficio, por cuanto este derecho no puede ir en contra de la dignidad humana que defiende la Constitución y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

"Abolir estos espectáculos burlescos"

Cermi Andalucía plantea al presidente andaluz la necesidad de avanzar aún más y abolir definitivamente estos espectáculos burlescos que ridiculizan a las personas por motivos de discapacidad, aunque sean realizados con el consentimiento de las propias personas, ya que se pueden desarrollar actuaciones cómicas y humorísticas sin que estén basadas en dicha discapacidad, algo que no solo denigra a sus propios participantes, sino también al resto de personas con displasias óseas que ven socavada su dignidad por la negativa imagen que sobre esta discapacidad proyectan a la sociedad este tipo de eventos.

En esta misiva remitida al presidente andaluz, Cermi Andalucía apoya la postura defendida por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de instar a los ayuntamientos a suspender este tipo de eventos cómicos con el objetivo de garantizar la dignidad y la imagen de las personas de talla baja.

La presidenta de Cermi Andalucía, Marta Castillo, exige la suspensión inmediata de todos estos espectáculos ya que son "inadmisibles por resultar denigrantes, burlescos y fomentar la mofa, ya que lo único que consiguen es distorsionar ante la sociedad la imagen de las personas con discapacidad, persistiendo en los estereotipos negativos y la representación degradante de dichas personas".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído